TV3 se volcará hoy con los actos oficiales de la Diada y además estrenará  ‘Històries de Palau’, documental que recorrerá la historia catalana a través de los ojos del palacio. En este día festivo encaminado al homenaje de los líderes políticos encarcelados tocará en TV3 hacer balance interno para repasar el caótico año que vivieron peligrosamente desde que se celebró la última Diada. Muy polémica ha sido la trayectoria reciente de esta cadena pública, que disparó su audiencia en octubre del año pasado a lomos del procés.

Esta situación política conllevó un gran peligro para una Corporación Pública que ha estado tradicionalmente en manos del nacionalismo catalán. El temor llegó en octubre por la amenaza de que el artículo 155 afectase a la televisión, que gracias al PSC se salvó de ser controlada desde Madrid. Meses después el Ministerio de Hacienda les reclamó 167 millones de euros por las liquidaciones de IVA realizadas durante varios ejercicios. Es evidente que ambos nubarrones se disiparon, pero la promesa de Quim Torra de que Catalunya vivirá un “otoño caliente” podría poner de nuevo en peligro a la radiotelevisión dirigida por Vicent Sanchís.

UN ENFADO CRECIENTE

Albert Rivera visitó el pasado viernes ‘Els Matins’ de TV3 y acusó a la televisión catalana de ser “un aparato de propaganda separatista”. La presentadora del magazine, Lídia Heredia, rebatió las acusaciones del líder naranja, que no se cortó a la hora de denunciar la supuesta manipulación que sufre la cadena: “Me gustaría que TV3 vuelva a representar a todos los catalanes porque la pagamos todos y no solamente el señor Torra”. 

Carles Puigdemont desde Alemania atacó a Rivera vía Twitter: “Es comprensible que quien tiene como modelo de verdad y rigor la prensa española de los grandes grupos de comunicación, que lo enjabona para almorzar, comer y cenar, piense que TV3 miente”. Rivera le contestó por la misma red social: “Señor Puigdemont, deje de hacer de comentarista y preséntese inmediatamente en los juzgados para responder de su procesamiento por malversación de fondos públicos y rebelión”.

OTRAS BRONCAS CON LÍDIA HEREDIA

En mayo del presente año el plató de ‘Els Matins’ vivió otra sonada bronca con Lída Heredia de por medio. El líder socialista Miquel Iceta se molestó porque la presentadora le preguntó en tono crítico la razón por la cual el PSC protestaba por la colocación de lazos amarillos en espacios públicos. E Iceta pasó al contraataque: “¿Por qué no lleva usted un lazo amarillo usted? Usted es conductora de un programa de la televisión pública. Usted tiene todo el derecho de tener todas las ideas que quiera, pero usted misma , yo estoy convencido, que piensa ‘cuando estoy haciendo mi trabajo de conductora del espacio de máxima audiencia de la televisión pública no puedo lucir cuestiones que son de mi opinión porque no quiero condicionar mis espectadores’. El espacio público es de todos y nadie tiene derecho a colonizarlo”.

ENFADOS INTERNOS

La pelea por la renovación de la cúpula de TV3, frenada por Quim Torra para que ERC no gane peso en la Corporación, está provocando algunos enfados internos. El más explícito fue el del Sindicato de Periodistas de TV3 denunció que “no puede ser que sea un secreto a voces que los partidos del Govern mercadeen con unos medios que son de toda la ciudadanía, que es la que los financia, y que desde hace años se había ido consiguiendo que se acercaran al modelo de independencia y profesionalidad que todas las fuerzas políticas afirman que defienden”.

Afirman que desde octubre de 2016 “los consejeros y el presidente sean elegidos por mayoría cualificada, a propuesta de más de tres grupos parlamentarios, y a través de un concurso público que también se haría para los principales cargos directivos”.

Comentarios