Tristan
Uno de los edificios comprados por Tristan en Lisboa.

El gigante británico se ha lanzado a la conquista de Portugal, tras invertir con fuerza el pasado curso en España. La gestora de fondos ha puesto su foco en la península Ibérica y así lo demuestra con sus últimos movimientos. En esta línea, Tristan ha adquirido siete edificios en la capital lisboeta por un total de 100 millones de euros. Las oficinas prime viven su momento álgido en el país vecino.

Tristan ha comprado esta portfolio de inmuebles a Vision Escritorios, un fondo regulado de capital variable administrado por Norfin. Los activos, que comprenden un total de 38,421 metros cuadrados son edificios de oficinas en Rua Castilho, Avenida Berna, Avenida da República, Avenida Almirante Reis, Avenida Defensores de Chaves, Calle Joshua Benoliel (cerca de Amoreiras) y el edificio Tetrapark en Avenida do Forte en Carnaxide. La cartera tiene una ocupación del 95% y tiene una mezcla de inquilinos bien diversificada y ofrece una reversión de alquiler atractiva. Todos los activos tienen buenas condiciones de aparcamiento y se encuentran a pocos pasos del transporte público.

“Esta adquisición representa nuestro primer acuerdo en Portugal y ofrece a nuestros inversores una exposición inmediata al CDB de Lisboa, que creemos que seguirá teniendo un buen comportamiento debido a un fuerte desequilibrio entre la oferta y la demanda”, afirma Nikolay Velev, director ejecutivo de Tristan Capital. Las ubicaciones de la cartera son muy atractivas y una vez que el plan para mejorar los activos se haya implementado, estarán bien posicionados para captar la creciente demanda de ocupantes locales e internacionales que buscan alojamiento moderno en el interior de la ciudad.

Bruguera (Colonial)

La venta de la logística de Colonial salva los pobres datos del sector

Colonial vende su paquete logístico por más de 400 millones de euros. Todo apuntaba a Blackstone, pero a última hora Prologis ha...

Por su parte, Paulo Barradas, director gerente de Norfin ha afirmado que los alquileres de oficinas han experimentado “una fuerte presión alcista” en los últimos años. “En 2018, el crecimiento de alquileres más rápido se registró en la Zona 2 del CDB, donde las rentas principales aumentaron en un 16%”, ha explicado Barradas. En este sentido, cabe destacar que cinco de los activos en la cartera adquirida por Tristan se encuentran en esta área.

La transacción de estos inmuebles fue asesorada por JLL, Uria Menendez y CVO Group, y el financiamiento fue proporcionado por la sucursal portuguesa de ING Bank.

De todos modos, el posicionamiento en Lisboa de Tristan es sólo una consecuencia del gran desembarco de los británicos el pasado 2018 en España. El fondo acudió raudo y decidido para hacerse con la cartera de oficinas de Hispania, pero al final cambió de opinión y apostó por adquirir inmuebles a Colonial, la socimi cotizada en el Ibex 35 que ahora busca colocar su logística.

Desde 2017, Tristan lleva invertidos 480 millones de euros en el mercado español, tras desembolsar el pasado ejercicio 280 millones por esta cartera de activos de Colonial. En realidad, el grupo es un viejo player del real estate en Europa. Desde 2001, la firma ha sellado 174 inversiones en activos inmobiliarios con un valor bruto total de 15.300 millones de euros.

NO DESCARTA EL MERCADO RESIDENCIAL ESPAÑOL

Los diferentes fondos de Tristan están especializados en la inversión en activos de valor añadido (value-added). En los últimos 18 años, la firma ha constituido nueve vehículos de inversión. Además, Tristan está presente en Europa continental, aunque su casa está en Reino Unido. El grupo tiene en Londres su sede central y oficinas en otros siete emplazamientos.

De momento, en España, Tristan se ha centrado en edificios de oficinas, pero no descarta en ningún momento el residencial. “Lo ideal para Tristan sería adquirir una cartera que al mismo tiempo tuviera una parte de promoción, pero lo cierto es que no hay muchas en España”, afirmó a finales del 2018 Luis Miguel Bueno, director senior de Tristan, en ‘El Economista’.