Pizza Hut
Luke Sharrett/Bloomberg

La cadena Pizza Hut se alía con Toyota para marcar la diferencia en el sector de las pizzas. Así, usará robots en un intento por reducir los tiempos de entrega a medida que se intensifica la competencia en el negocio de la comida rápida.

Como parte de la última asociación del restaurante con Toyota, Pizza Hut presentó una máquina de pizzas móvil operada por un robot a bordo de un vehúculo Toyota Tundra. El prototipo utilizará tecnología automatizada para preparar pizzas sobre la marcha en seis o siete minutos, lo que le permitirá a la cadena ampliar su zona de entregas sin que se enfríen.

“Estamos acercando el horno a la puerta del consumidor; nadie más está haciendo eso”, aseguró el jefe de operaciones y clientes de Pizza Hut en Estados Unidos, Nicolas Burquier, en una entrevista. “Estamos bastante obsesionados con mejorar la experiencia del cliente. Cuanto más podamos acercarnos a sus hogares o al punto de entrega, mejor y más caliente estará el producto”, señalaron desde la compañía.

Domino’s Pizza

Domino’s y Papa John’s desatan la locura por ofrecer pizzas (casi) gratis

Convertirse en la primera cadena de pizzerías de España. Ese es el objetivo de Domino’s y Papa John's, las dos empresas americanas que pugnan...

La cadena, una división del grupo Yum! Brands, busca revertir el débil desempeño de las entregas y llegar a clientes más allá de sus destinos en restaurantes. Ha sido un camino difícil hasta ahora, ya que Pizza Hut registró una caída inesperada en las ventas en tiendas comparables durante el segundo trimestre. La empresa reportará los resultados del último trimestre el miércoles.

No obstante, no hay una fecha para el debut del pizzero robótico, señaló Burquier. El anuncio de Pizza Hut se produce poco después de un acuerdo en enero para unirse a la alianza de movilidad de Toyota que desarrollará vehículos completamente autónomos. Sin embargo, el modelo Tundra con motor de hidrógeno utilizada en la asociación no será de conducción autónoma, según la cadena internacional.

Por Gerald Porter para Bloomberg

Comentarios