En noviembre del pasado año Telecinco levantaba el supuesto veto que pesaba sobre Pepe Navarro, que le abría su mansión ibicenca a Bertín Osborne. El presentador de ‘Mi casa es la tuya’ se interesó por el tipo de programa que le gustaría hacer en su regreso. Y el showman se mostró rotundo: “El que voy a hacer”. Diez meses después nada se sabe de aquel proyecto, pero la nueva etapa de TVE podría ayudar a que Navarro regrese a las pantallas con un nuevo espacio.

ALMA DE REVOLUCIONARIO

Pepe Navarro revolucionó las madrugadas televisivas con ‘Esta noche cruzamos el Mississippi’. Soplo de aire fresco, festival de talento y colección de casquería. El brutal éxito ayudaba a que Telecinco aparcase la etapa de las “Mama Chicho” con una nueva televisión menos anticuada y más irreverente.

El periodista corobés llevaba más de una década empeñado en importar el género del late-show a la televisión española tras su experiencia profesional en Estados Unidos. Durante dos temporadas el citado show destrozó audímetros e intentó repetir lo propio en Antena 3 con ‘La sonrisa del Pelícano’, que cayó víctima de un irrespirable clima mediático calentado por la guerra del fútbol, la infame canallada que sufrió Pedro J. Ramírez con el famoso vídeo y la obsesión de Aznar por el control mediático tras la caída del felipismo.

Los informativos se rearman: Antena 3 se frota las manos por los cambios de TVE

Mediados de agosto y todas las cadenas preparan novedades en sus servicios informativos para un curso que arrancará en apenas dos semanas. En Atresmedia...

Tras un pacto con Telefónica, Navarro condujo el experimental ‘La vía Navarro’ y dirigió la sitcom ‘Papa’. Cinco años le costaría regresar a la televisión en abierto tras aceptar ponerse al frente de la polémica edición de ‘Gran Hermano’ tras la espantada de Mercedes Milá. Pero solo en 2005 el periodista tuvo oportunidad de hacer lo que más le gusta: producir, dirigir y presentar un late-show. La nueva TVE tras el triunfo de Zapatero le entregó las madrugadas y así nació ‘Ruffus & Navarro Unplugged’, menos amarillento que sus antecesores.

MÁS DE UNA DÉCADA DE SEQUÍA

En los últimos doce años ha sido protagonista en las revistas del corazón, en vez de serlo en los portales mediáticos. La paternidad del hijo de Ivonne Reyes, sus demandas a los medios, su reciente divorcio y la venta de su villa de Ibiza por diez millones de euros son algunos de los temas que le han convertido en contra de su voluntad en un personaje del corazón.

Entre medias, Navarro ajustó cuentas con la dolorosa cancelación del “Pelícano” en el libro ‘La leyenda del Mississippi’, encargado y censurado por Planeta y publicado, ¡cómo no!, por Akal bajo el sello Foca.En la obra denuncia que está perseguido y proscrito en nuestra televisión y apunta a Pedro J. como causante de sus males.

Algunos de ellos podrían cesar gracias a Rosa María Mateo, ya que el PSOE siempre ha sido más proclive a los intereses de Navarro que el PP. Es evidente que el showman cuenta con un hándicap que es el recuerdo que dejó en la casa ‘Ruffus’, show que fue cancelado tras poco más de un mes de emisión por sus bajas audiencias.

El frenesí de contrataciones y despidos, los comentarios sobre el trato que le dispensaba a sus empleados y el contrato filtrado por Interviú, 5,2 millones de euros por 39 programas, no ayudaron a que el comunicador dejase un buen recuerdo y tampoco a que dejase atrás su etiqueta de “chico malo”.

¿EL REGRESO DEL GÉNERO?

La 1 de TVE tiene previsto estrenar en septiembre la nueva versión de ‘Hora Punta’, que de la mano de Javier Cárdenas se convertirá en un late-show semanal. Es evidente que los nuevos bríos políticos no ayudan al proyecto del polémico comunicador, pero aun este show podría ser uno de los que ayuden al regreso del género, solo apto en la actualidad en la televisión de pago (‘Late Motiv’ o ‘La Resistencia’).

Telecinco, que con Navarro y Sardà reinó durante una década en las madrugadas, apuesta por talent-shows o realites que se prolongan hasta la una y media de la mañana, por lo cual se amortiza la franja. Antena 3 por su parte suele emitir contenidos menores y a Cuatro y a La Sexta parecen no salirles los números en una franja comercialmente dificultosa pese a que en sus inicios apostaron por Eva Hache o Andreu Buenafuente. 

Comentarios