Portada de las series ofertadas en la plataforma Netflix

El consumo audiovisual está experimentando un cambio de paradigma. La irrupción de las plataformas de streaming como Netflix o HBO han propiciado esta mutación dentro del propio sector, y eso que aún está por ver cómo será el producto final, qué plataformas dominarán el cotarro o cuáles tendrán que fusionarse para evitar ser devoradas. Además, hay que tener en cuenta a los nuevos jugadores que se irán sumando, como Dinsey o NewTv. Todo un cóctel en el que se está gestando una burbuja.

Todo apunta, según los expertos, a que el año que viene se dará un panorama hipercompetitivo, donde las plataformas de vídeo online invertirán mucho dinero y esfuerzo en marketing para conseguir más suscriptores nuevos -y tendrán que pensar cómo mantenerlos para amortizarlos- mientras, que buscan rentabilidad para la producción de nuevas series y películas.

Tal y como apunta Emilio Márquez, CEO de La Latina Valley, en una entrevista a MERCA2, Disney va a suponer un punto de inflexión en el panorama, precisamente porque buena parte de su catálogo lo tiene dentro de Netflix. Sin olvidar el papel que le espera a Fox. El consejero delegado de Walt Disney, Robert Iger, adelantó que la compañía tiene grandes planes para el contenido de Fox y National Geographic.

Netflix, HBO o Amazon Prime

Netflix, HBO o Amazon Prime: ¿Cuál vale la pena?

En la actualidad los servicios de vídeos en streaming son lo más demandado. Muchas personas inician sesión en estas plataformas antes de ver la...

Márquez advierte que cuándo Disney a principios del año que viene decida ofertar su plataforma de streaming, primero quitará todos su contenido de Netflix. “Eso le va a doler mucho”, asegura el experto. Cuando saque todos su contenidos y lance una oferta con toda su producción más el contenido de Fox. “Estamos hablando de que Disney actualmente tiene el 50% de la cuota de pantalla del cine, podría ser el primer player de streaming del mundo” afirma el responsable de La Latina Valley.

PROBLEMAS PARA NETFLIX Y HBO

El panorama actual lo copan Netflix y HBO, pero comienzan a mostrar síntomas de debilidad. Así, Netflix sufrió una caída durante el segundo trimestre del precio de sus acciones, al no cumplir con las expectativas de Wall Street e incorporar un millón menos de suscriptores.

Por otro lado, HBO, la plataforma recién comprada por la compañía estadounidense AT&T ha propiciado un cambio cultural dentro de la empresa. Según informa Bloomberg en una reciente reunión con empleados de la cadena, John Stankey, director de la nueva división de entretenimiento de AT&T, anunció que quería nueva programación todos los días, para que los espectadores pasen más tiempo en la cadena y tengan menos probabilidades de cambiar a otras opciones de entretenimiento.

Youtube Red, de Youtube, donde Márquez también tiene su canal Emilio.tv, era una plataforma que no se tenía en cuenta. Y ahora que ha unificado todos los servicios ofreciendo buenas series como Cobra Kai, la sucesora de Karate Kid. Con lo cual, Youtube Red tiene la potencialidad de todos los contenido que es capaz de sacar Youtube, “sin olvidar, que sigue siendo la mayor televisión del planeta”, añade.

La marca España tampoco se queda fuera con Filmin como plataforma seria, competente y con contenido de calidad o Movistar Plus con una producción de contenidos propios muy importantes. “Seguramente telefónica tenga un papel como pequeño player mundial de productor de contenidos“, explica Márquez.

MERCADO HYPERCOMPETITIVO

Si se tiene en cuenta la facturación, los costes, presupuestos de cada plataforma y se analiza el flujo de usuarios en comparación con el crecimiento que está teniendo las plataformas de streaming, se puede ver como este sector está sufriendo un parón de crecimiento de usuarios bastante importante. Las compañías se están gastando mucho dinero en la adquisición de nuevos clientes, y el problema reside en que para amortizar el nivel invertido en captar a cada usuarios, este tiene que estar mínimo un año suscrito al servicio.

Netflix está gastando mucho dinero para seducir a sus nuevos clientes: 8.000 millones de dólares (6.920 millones de euros) en programación y 2.000 millones de dólares (1.730 millones en euros) para comercialización en 2018. Según Márquez la adquisición de clientes le cuestan unos 100 dólares por cabeza a Netflix. No hay que olvidar que cada usuarios paga 10 euros al mes.

“Pero ese usuario nuevo que se suscribe en realidad le cuesta una salvajada a Netflix”. Si cada usuario nuevo cuesta 100 dólares, y este usuario se da de baja en el tercer mes, supone pérdidas para la compañía, porque no ha logrado amortizar su inversión y también hay que seguir pagando las series.

CAUSAS DE LA BURBUJA

Según Márquez, esta es una de las razones de por qué se está formando una burbuja en las plataformas de streaming. La competencia provoca que se estén dando unos costes muy altos para adquirir usuarios nuevos y estos además, deben estar mínimo un año para que se amortice el dinero que se ha invertido en él.

Nos encontramos ante un panorama donde están emergiendo nuevas plataformas que serán altamente competitivas, los presupuestos siguen aumentando, cada vez hay que ofrecer contenidos más arriesgados y más ambiciosos de cara al usuario para llamar su atención. “Si se suma ese cóctel provocará una burbuja”, añade Márquez. Este experto explica que el mercado reaccionará dando lugar a fusiones entre plataformas, y empezarán unas compañías a comerse a otras por la no viabilidad económica “de un negocio que mueve mucho dinero, pero que resulta muy caro a la hora de adquirir nuevos clientes”, remata el CEO de La Latina Valley.

SUBIDA DE PRECIOS… ‘WINTER IS COMING’

De hecho, Netflix el año pasado ya subió 2 euros el precio de sus paquetes de sus suscripción en España, e incluso está pendiente de subir el precio este mismo trimestre. Otra plataforma que será muy radical con la subida de precios es Amazon Prime Video. Ahora mismo tiene una tarifa de 20 euros mensuales, pero según fuentes del sector, podría crecer entre 20 y 40 euros más, aproximadamente, este mismo año.

Por otro lado, algunas plataformas buscarán el pago por consumo y no el pago por suscripción. Márquez piensa que es una opción que veremos seguramente muy pronto, porque el año que viene tendremos un merca hipercompetitivo y seguramente algunas plataformas tendrán que buscar formas alternativas para conseguir consumo por parte de los usuarios.

Todo a punta a que más pronto que tarde, el low cost llegará a su fin en las plataformas de streaming vídeo. Sólo cabe esperar cuál será la respuesta de la sociedad. Los expertos piensan que habrá muchas quejas, pero al final el usuario valorará realmente si le vale la pena el contenido por el que está pagando, en fin, Winter is coming

Comentarios