Los tres grandes constructores de vehículos alemanes, Mercedes-Benz, BMW y Volkswagen, observan con suma atención la guerra comercial entre Estados Unidos y China en torno a las posibles subidas de aranceles a las importaciones y exportaciones, pero su verdadero miedo es la repercusión del Brexit en sus cuentas de resultados.

Mercedes-Benz y BMW exportaron 900.000 coches en Reino Unido en 2017. Unas hipotéticas tasas del 10 % en los aranceles de importación tras el Brexit crearían un mayor riesgo en los balances de las dos compañías que un incremento del 25 % en los aranceles con Estados Unidos, según el último informe Business Inteligence de Bloomberg.

MERCEDES, BMW y VW, ATENTOS A LA GUERRA COMERCIAL CHINA-USA

No por esto pueden dejar de observar con cierto miedo las palabras de Donald Trump y Xi Jinping. Los analistas de Bloomberg estiman en 6.000 millones de euros, el 14 % de su resultado de explotación, la repercusión en las cuentas de los tres gigantes alemanes de posibles subidas de las tasas arancelarias globales (sobre todo procedentes de China y Estados Unidos). Ambos países han amenazado con movimientos proteccionistas de cara al comercio internacional, lo que afectaría también a los constructores alemanes.

Jaguar i-Pace

Jaguar Land Rover hará un coche eléctrico ‘made in China’

Jaguar Land Rover planea construir un vehículo eléctrico en China en un plazo de tres a cinco años y así competir con otras marcas...

BMW y Daimler podrían sufrir un arancel adicional a la importación de China del 25 % en los SUV después de tomar la decisión de convertir Estados Unidos en su centro mundial para este tipo de vehículos, ha informado Bloomberg. Esto contrasta con VW, que fabrica la mayor parte de sus modelos en Europa y se beneficiará de una reducción del 25 % al 15 % en el arancel estándar de importación de vehículos de China.

Reino Unido fabricó 1,7 millones de vehículos en 2017, pero solo el 13 % fueron producidos por la marca alemana Mini, propiedad de BMW. Al incluir las marcas de propiedad no alemana Ford y Opel-Vauxhall, más de 1,2 millones de vehículos fueron importados a Reino Unido desde Alemania o por marcas de la UE con propietario alemán. Por el contrario, alrededor de 220.000 vehículos fueron exportaron a Alemania desde Reino Unido.

Comentarios