ministra de Economía
Gtres

Las ofertas laborales del portal de empleo online más importante de España y los precios del alquiler en Madrid y Barcelona indican una realidad: es imposible vivir con un sueldo de dependiente o teloperador en estas ciudades. Los arrendamientos en los barrios más humildes están por encima de los 600 euros y el sueldo de estos trabajadores no supera los 1.000 euros. La empresa se presenta más que complicada.

“Importante empresa del ‘call center’ busca teleoperadores a 35 horas semanales. Formación dentro del contrato. Contratado de 3-6 meses con posibilidad de indefinido. Importante experiencia en el sector financiero para la comercialización de tarjetas, préstamos y puente cash”. ¿Remuneración? De 12.000 a 15.000 euros brutos al años. Este es un anuncio publicado en Infojobs.

El 'boom' de las residencias universitarias, la pesadilla del alquiler de pisos.

El ‘boom’ de las residencias universitarias, la pesadilla del alquiler de pisos

Agosto comienza a tocar las últimas notas y los estudiantes comienza la búsqueda intensa de alojamiento para el nuevo curso. Los propietarios con pisos...

680 euros, piso a 30 metros de la estación de cercanías de Orcasitas, muy luminoso. En perfecto estado, suelo de parqué, con aire acondicionado, calefacción por caldera gas natural, cocina totalmente equipada con lavadora, lavavajillas, nevera, horno y microondas integrado, todas los muebles bajos de la cocina con cajones, encimera con 2 sillas para desayunos, cenas rápidas. Armarios empotrados en las dos habitaciones y en la entrada. Gastos de comunidad a parte (unos 52 euros al mes) y IBI (unos 260€ al año unos 21€ al mes)”. Esta otro publicidad corresponde al portal por excelencia para buscar piso en internet, el Idealista.

Vivir en Madrid o Barcelona es imposible y Calviño lo sabe.
Oferta como teleoperador en Madrid.
Vivir en Madrid o Barcelona es imposible y Calviño lo sabe.
Alquiler de un piso en Orcasitas (Madrid) del portal Idealista.

De la relación de las dos publicaciones se extrae una pregunta: ¿Cómo sobrevivir?. Tranquilidad, el Gobierno lo tiene claro: de ninguna manera. O al menos eso es lo que se desprende de las declaraciones de la ministra de Economía, Nadia Calviño. “Los sueldos han bajado tanto que ya muchos españoles no pueden vivir solo de su salario”, ha afirmado la titular de la cartera de Economía este pasado sábado en una publicación alemana.

Lo peor de las declaraciones de la ministra no es su procedencia, sino su veracidad. Porque lo cierto es que Calviño tiene más razón que un santo. Con las actuales condiciones laborales y los precios de alquiler por las nubes es imposible que un trabajador pueda sobrevivir en una ciudad como Madrid o Barcelona.

El salario medio de dependiente, un teleoperador o un carpintero está entre los 12.000 y los 15.000 euros brutos al año. O lo que es lo mismo, un poco más de 1.000 euros netos al mes. Si de esos mil euro el empleado ha de destinar cerca de 680 al alquiler, sin contar gastos de comunidad, el IBI, comida… No hace falta una calculadora para afirmar que es imposible vivir en estas condiciones y el Gobierno y Calviño lo saben.

En la Ciudad Condal la situación es todavía peor que en la capital de España. Los sueldos son igual de precarios y los precios del alquiler son incluso un poco más altos. De este modo, en el mismo portal de empleo se encuentran ofertas con sueldos que rondan los 12.000 euros brutos y alquileres en Idealista que no bajan de los 800 euros en uno de los barrios con peor fama de Barcelona, el Raval. En este caso es aún más complicado vivir. Calviño vuelve a tener razón.

Vivir en Madrid o Barcelona es imposible y Calviño lo sabe.
Oferta de trabajo como dependiente en Barcelona.
Vivir en Madrid o Barcelona es imposible y Calviño lo sabe.
Alquiler de un piso en el barrio del Raval (Barcelona).

Al final, la única solución es compartir piso para poder repartir los gastos del alquiler y del arrendamiento. Pero con todo y con eso todavía es complicado poder sobrevivir en estas dos ciudades. De un sueldo de 1.000 euros, el trabajador ha de destinar cerca de 400 al arrendamiento de la vivienda (sin gastos), es decir casi el 50% del salario. A esos gastos hay que sumarles los de movilidad, telecomunicaciones, comida…

Todas las circunstancias que rodean al alquiler de la vivienda suponen que los españoles prefieran pensar en una hipoteca antes que en un arrendamiento. Retrasar la edad de emancipación de casa de los padres, crear un colchón de dinero y pensar en comprar una vivienda antes que mal vivir. Los detractores con esta visión lo hacen basándose en el precio de alquiler de otras ciudades que no son ni Madrid ni Barcelona. El problema es que no relacionan la variable del empleo. La realidad es que el trabajo está sobre todo en estas dos grandes poblaciones y por este motivo los trabajadores tienden a concentrarse en la Ciudad Condal y la capital.

TODOS DAN LA RAZÓN A CALVIÑO

La idea de comprar antes que alquiler se refleja en el último estudio barométrico de Vía Célere, promotora inmobiliaria especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos residenciales, un 74% de los españoles cuenta con una vivienda en propiedad, situándose a la cabeza las comunidades de Andalucía (85%), Aragón (76%) y Asturias (75%).

El informe también pone de manifiesto que el 73% de aquellos que viven de alquiler han pensado alguna vez en comprar una vivienda. Aun así, reconocen encontrarse con barreras que les impiden acceder a una residencia en propiedad como las limitaciones económicas, ¿verdad Calviño?

Comentarios