Directivo

La transformación del sector financiero español en los últimos 20 años ha provocado un profundo cambio en el perfil de sus empleados, más digitales y enfocados a conocer el cliente para fidelizarlo, con una horquilla de salarios que va desde los 20.000 euros anuales brutos de un gestor de back-office en Sevilla a los 180.000 euros de un socio en Madrid o Barcelona (más los variables).

La concentración bancaria que ha vivido España desde la crisis ha reducido mucho la red de oficinas y las plantillas de las entidades. En 2018 no se prevé un incremento sustancial de contrataciones en el mercado nacional, según se desprende de la Guía del Mercado Laboral 2018 que ha elaborado la multinacional de selección de personal Hays.

Los perfiles más solicitados, según el estudio de Hays, son directores y analistas de negocio, Portfolio Managers Deuda, analistas de deuda, Collection Managers, directores y analistas de riesgo, y directores y gerentes de Empresa/Corporativa. Por el contrario, los menos solicitados son administrativos.

Unicaja

Unicaja vuelve a una peligrosa casilla de salida

Después de un año y cinco meses en el Mercado Continuo, las acciones de Unicaja han vuelto a cotizar al precio de su salida...

En cuanto a los salarios, el abanico es amplio y aumenta según la responsabilidad del cargo. La guía publicada por Hays (descargar pdf) analiza las respuestas y opiniones de más de 1.100 empresarios y más de 8.800 trabajadores de todos los sectores. En el ámbito financiero, se ha centrado en banca comercial, privada, de inversión y corporativa, de consumo, gestión de riesgo y fusiones y adquisiciones. Por ciudades, ha estudiado Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia.

SALARIOS POR ENCIMA DE LA MEDIA NACIONAL

Los cargos con mayores salarios dentro del sector en España son socio de fusiones (180.000 euros) y director de reestructuración (150.000 euros) con importantes variables (150% y 70% respectivamente) en Madrid y Barcelona. Los directores de banca privada (100.000-110.000 euros) y de fusiones (120.000 euros) también superan los 100.000 euros brutos anuales en Madrid y Barcelona (con variables del 50% y del 150% respectivamente). Por lo general, los sueldos suelen caer ligeramente en Bilbao, Sevilla y Valencia para los mismos puestos, aunque se mantiene estable el variable.

El salario medio del total de trabajadores se incrementó un 0,6% hasta los 1.888.95 euros brutos al mes, según los últimos datos de la EPA publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos ingresos representan 18.889 euros brutos anuales aendoce pagas. De acuerdo al estudio de Hays, todos los empleados del sector financiero español están por encima de la media en nuestro país.

Los empleados que más cerca están de esa media son los gestores de back office con 2-5 años de experiencia en Sevilla y Valencia (20.000-25.000 euros con un variable del 10%), los gestores de recobros (22.000 euros) y gestores comerciales (22.000-24.000 euros).

UN SECTOR EN PLENA TRANSFORMACIÓN

En tiempos de adaptación ante un sistema financiero mundial en constante cambio, la evolución del sector empuja a los bancos a ser más competitivos por medio de la digitalización ya que se producirá un incremento de la regulación.

Los bancos tradicionales, apunta el estudio, pueden ver una amenaza en las fintech y en los gigantes tecnológicos, lo que les obliga a seguir avanzando en la digitalización. Del mismo modo, la combinación de clientes tradicionales y nativos digitales exige a las entidades financieras a definir una estrategia de transformación que facilite el trato personalizado con el cliente y, a su vez, aplique técnicas de innovación que les permitan asentar unas bases sólidas ante el nuevo panorama competitivo.

El Managing Director de Hays España, Christopher Dottie, indica que “2017 ya sido un año positivo a nivel de generación de empleo”. Sin embargo, añade, “tenemos que ser conscientes de que lo que hace 20 años era válido en el mercado laboral ya no lo es”. Desde 2007 hay 2,3 millones menos de empleados con menos de 30 años en España. “La población activa joven cae en España de forma alarmante y eso se debe, principalmente, a que el talento emigra por falta de oportunidades”, indica Dottie.