FIRMA CONVENIO ONDA CERO RADIO MARCA EN MARCA

La redacción de Marca, desde los años del blanco y negro, ha tenido fama de conflictiva. En los últimos años algunos episodios mancharon por algún momento al emblemático periódico deportivo, “desde siempre” el más vendido y leído del país: recuerden la salida de José Félix Díaz tras su bronca con Eduardo Inda, desvelada por el primero en El Chiringuito de Jugones. Y algunas otras. Pero tras la salida de Óscar Campillo de la dirección del diario y la llegada de Juan Ignacio Gallardo (al alimón de ex tertulianos de Real Madrid TV y de promociones y entrevistas de un club que les tenía casi vetados por obra y gracia de Florentino Pérez), la situación no ha mejorado. 

Y eso que en Radio Marca la paz parecía haber llegado tras la revolución de enero de la emisora de la mano de Edu García, precedida de las salidas de pesos pesados de la emisora como Paco García Caridad, Alberto García Caridad o Miguel Ángel Méndez. La excusa de la renovación eran los penosos números económicos de la emisora y sus grises datos de audiencia, pero por debajo se venía cociendo una guerra subterránea que acaba de salir a la luz.

La guerra en la redacción de Marca acaba de salir a la luz

Y lo ha hecho en el peor momento posible, ahora que, tras varios meses de negociación, El Transistor de José Ramón de la Morena se emite desde anoche en Onda Cero Radio y Radio Marca. Este acuerdo económico proporcionará dinero a la temática, que cede una de sus franjas estrella, y supuestamente mejorará los números del de Brunete a partir de junio: “Tengo muchísimas ganas de saludar desde El transistor a los oyentes de Radio Marca, que desde hoy mismo ya son de esta familia que cada noche aparta sus problemas para dedicarnos un rato, para dedicarle un rato a la radio deportiva… Espero no defraudarles, y también espero poder contarles -igual que he hecho hasta ahora- las grandes gestas del deporte español, que seguro están por venir”, señaló el locutor. Ramón Osorio, director general de Atresmedia, estuvo presente en el acto y se felicitó por el acuerdo: “Esta alianza nos va a permitir establecer sinergias muy positivas entre Marca y Atresmedia; sinergias de las que, sin duda, los principales beneficiados serán los espectadores, los oyentes, los lectores y los usuarios web (…) La llegada de José Ramón de la Morena a la antena de Radio Marca es un proceso natural, que garantiza una mayor difusión de El transistor de Onda Cero, a la vez que permite a la cadena de Unidad Editorial dar un paso más en la consolidación de su formidable parrilla de programación, incorporando el mejor programa de la radio deportiva”.

Juan Ignacio Gallardo, director de Marca, también se congració del acuerdo entre Unidad Editorial y Atresmedia: “Es una alianza muy positiva que nos ayuda a fortalecer nuestra posición de liderazgo en todos los soportes. La intención ahora es enriquecer aún más este acuerdo con proyectos editoriales conjuntos de forma puntual. Se trata de un gran salto cualitativo para nuestra renovada Radio Marca que, de la mano de Edu García se ha posicionado como una indiscutible referencia en el sector”. Javier Cabrerizo, director general de Unidad Editorial, destacaba por su parte que “con este acuerdo se ofrece la mejor programación deportiva a los oyentes de Radio Marca (…) Marca potencia así su presencia en radio, que se complementa con la mejor oferta digital y en papel, fortaleciendo su posición de liderazgo en información deportiva”.

De la Morena y Juan Ignacio Gallardo sellaron el acuerdo entre Atresmedia y Unidad Editorial con un apretón de manos

Pero nadie sabía que el culebrón estaba a punto de salir a la luz: Alberto García Caridad, ex productor de Radio Marca, ha denunciado a Unidad Editorial exigiéndole una compensación por daños y perjuicios ya que según su testimonio en Marca le ofrecieron un puesto de redactor jefe que finalmente no se concretó. Asegura el locutor que al posponerse las negociaciones él rechazó sendas ofertas de COPE y Gol TV, en el caso de la televisión para ser el productor del informativo de Manolo Lama en el nuevo canal de Jaume Roures. Unidad Editorial se ha apresurado a desmentir estos hechos con una excusa de peso: Alberto se acogió a un Plan de bajas incentivadas en la empresa y por ello la relación entre periodista y holding no puede producirse durante tres años.

Pero Alberto dice que le habían prometido entrar como colaborador externo para incorporarse a Marca cuando el tiempo que marca la Ley concluyese. En la denuncia se evidencia que el productor filtró a Marca algunas exclusivas relacionadas con Sergio Ramos que fueron portada del diario y además se ha sabido que el periodista culpa del veto a tres señores: Edu García, director de Radio Marca, Emilio Contreras, subdirector de Marca, y Hugo Cerezo, redactor jefe del mismo diario. Como ven, todo un polvorín. 

Comentarios