Joaquín Almunia
Joaquín Almunia, ex comisario europeo. Foto: Bloomberg

Recortes en Sanidad. Recortes en Educación. Recortes en Dependencia…Y hay quien todavía aboga por que, en el futuro, será mejor tener más disciplina fiscal que no tenerla. “El problema de España es que tiene un enorme déficit de ingresos públicos”, señaló Joaquín Almunia durante la presentación del ‘Anuario del Euro 2017’, publicación de la que es coautor.

El ex comisario de Asuntos Económicos y Monetarios (2004-2010), y de Competencia (2010-2014) de la Unión Europea también destacó que “España, en la UE, se ha beneficiado de unas reglas fiscales que han sido flexibles para ella”. En este punto conviene recordar que los primeros países que infringieron las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento fueron Alemania y Francia en 2003. Luego vinieron Italia, Grecia, España…

Los déficits públicos de la eurozona han disminuido cuando no se han apretado tanto las tuercas a los países, o se ha sido más flexibles con ellos

Una flexibilidad, acaecida tras la revisión de 2005, que “permitió acomodar la política fiscal expansiva obligada por la crisis de 2008 y 2009 sin necesidad de violar las reglas establecidas”, resalta Almunia en el anuario editado por el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF) y la Fundación ICO. Una elasticidad que volvió a producirse en 2013, cuando no se sancionó a España por su excesivo déficit. Lo curioso es que, los déficits públicos de la eurozona, han disminuido cuando no se han apretado tanto las tuercas a los países, o se ha sido más flexibles con ellos. “Hay que modificar las reglas fiscales en la UE, siendo más simples e inteligentes”, propuso.

Joaquín Almunia y la política con mayúsculas

Con una tasa de paro del 16%, y unas condiciones de trabajo que el ex comisario calificó como “preocupantes”, solventar los problemas estructurales no se va a conseguir “de la noche a la mañana”. De ahí que no dudase en afirmar que “tenemos que regresar a la política con mayúsculas, algo de lo que nuestros políticos no están muy sobrados”.

Respecto a la fragilidad del sistema financiero, “nos interesa completar la Unión Bancaria cuanto antes. Y eso exige confianza en la política”, manifestó. Según explica en el citado anuario, “es necesario añadir un sistema común de garantía de depósitos, o en su caso, de reaseguro de los planes nacionales, a los mecanismos ya existentes para la supervisión y la resolución de entidades financieras en la eurozona. Pero Alemania argumenta que antes de aceptar la creación de un fondo mutualizado común, los países con sistemas bancarios menos saneados deben abordar la reducción de sus tasas de morosidad, y establecerse límites al porcentaje de deuda pública nacional que pueden figurar en los activos de esas entidades”. La guinda a esta propuesta sería que fuese acompañado del lanzamiento de un activo libre de riesgo.

Banco Popular

Banco Popular, once presidentes y un funeral

Once han sido los presidentes que ha tenido Banco Popular desde su fundación hace más de noventa años. Por sus méritos los conoceréis.

Fue entonces cuando Joaquín Almunia tiró de hemeroteca, anunciando que estamos ante el 500 aniversario de Lutero. Un personaje histórico que todavía influye en la forma de ser y comportarse de sus paisanos, sobre todo en lo que se refiere al riesgo moral (como lo definió Lutero), que a día de hoy se puede traducir como reducción de riesgos.

“Lo que hablan España y otros países es de compartición de riesgos. El euro bono es eso. Sin embargo, los alemanes no están en ese debate. Mancomunar riesgos es imprescindible”, indicó el ex comisario. De cara al futuro, subrayó que, antes de la siguiente crisis, “Europa tiene que ver dónde estás las piezas más urgentes que reparar”. Y ahí Joaquín Almunia fue tajante: la Unión Bancaria.