El cáncer es una de las enfermedades más diagnosticadas a nivel mundial, por esto la mayoría de los estudios científicos se orientan al descubrimiento de nuevos métodos para frenar o eliminar el núcleo de esta enfermedad. El ultimo ha estado vinculado al cáncer de piel denominado como carcinoma epidermaide cutáneo.

En este ensayo clínico internacional ha participado el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, que se ha centrado en demostrar que hay un nuevo anticuerpo de inmunoterapia que produce una respuesta positiva en pacientes con cáncer de piel.

El trabajo ya ha sido presentado en el último congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO). Además, se publicó en la revista científica internacional “The New England Journal of Medicine”.

Uno de los investigadores principales ha sido Víctor Moreno, director de la Unidad START Madrid de la Fundación Jiménez Díaz. Este tipo de cáncer puede tratarse en un primer momento de forma quirúrgica o mediante radioterapia, pero no todos los enfermos que se someten a estas dos primeras opciones logran superarlo del todo. “Esta investigación se ha centrado en este tipo de pacientes, en aquellos en los que estas primeras vías de actuación no han logrado acabar con el tumor”, comentaba Moreno.

Para llegar a esta conclusión se ha trabajado durante cuatro años, probando el mismo anticuerpo con diferentes tipos de tumor para conocer con cuál de ellos podría resultar efectivo. “La respuesta ha sido muy positiva en pacientes con carcinoma epidermoide cutáneo, ya que aproximadamente el 50% ha tenido una respuesta positiva, con reducciones importantes de las lesiones”, apunta Víctor Moreno.

La efectividad del tratamiento ha resultado ser tan clara que la agencia estadounidense para la Administración de Alimentos y Medicamentos junto a la Agencia Europea de Medicamentos estudiarán su aprobación en base a los resultados que han resultado de la primera fase del estudio. Además, el estudio ya se encuentra a la espera de los resultados de la fase II de la investigación.

“Gracias a este trabajo abrimos una puerta a nuevas formas de tratamiento de esta enfermedad y se vuelve a reforzar el valor que tiene la inmunoterapia en la Oncología”, afirmó el Dr. Moreno.

Comentarios