Dcoop

Los ánimos están muy encendidos en el seno de JaenCoop, una de las principales cooperativas del sector del aceite de oliva español. Un importante grupo de socios se ha rebelado contra los planes del presidente de Dcoop, Antonio Luque, que pretende integrarla organización en su grupo, operación que se enmarca en la estrategia de crecimiento puesta en marcha por este empresario malagueño que aspira a convertirse en el amo y señor del oro verde ibérico.

Según han confirmado fuentes internas de la cooperativa jienense que dirige Cristóbal Gallego, existe una profunda división interna tras haber hecho público el propio Luque su intención de engullir JaenCoop y sumar así a las 225.000 toneladas de aceite virgen extra de Dcooplos 100.000 que produce la cooperativa. El empresario del grupo con sede en Antequera pretende seguir acaparando volumen y, según denuncian sus competidores y los responsables de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Jaén, esto permitirá seguir presionando los precios a la baja gracias a su posición de abuso dominante.

Las fuentes consultadas indican que en estos momentos existen tres grupos en esta guerra interna que atraviesa JaenCoop. En primer lugar están los cooperativistas que, tal como hemos señalado, se oponen frontalmente a la operación de fusión por considerar que se tratará realmente de una absorción que acabará con la independencia de los productores de la provincia.

Este colectivo defiende que la política de comercialización agresiva del grupo que lidera Luque perjudica especialmente a los agricultores jienenses, que tienen un coste de  producción superior al de la media del sector y que, por lo tanto, una espiral bajista de precios les afecta más que a los olivareros de otras regiones.

Estos agricultores que rechazan la integración conviven con aquellos que reciben la operación con resignación, considerando que se trata de un mal menor si se cumplen las estimaciones realizadas por el propio Luque y que auguran cinco años de campañas con incrementos de producción en el olivar español, lo que presionará aún más los precios a la baja poniendo en riesgo los márgenes de los productores. En este grupo se encontraría el líder de JaenCoop, Cristóbal Gallego.

ESTRECHA RELACIÓN CON EL GOBIERNO DE SUSANA DÍAZ

Finalmente, el tercer colectivo de agricultores de la cooperativa jienense está conformado por aquellos que celebran la fusión porque piensan que será beneficioso disponer de una matriz que se compromete a adquirir todo el aceite que se produce, aunque para ello exija a sus socios lealtad absoluta y unas condiciones draconianas que están siendo vigiladas de cerca por las autoridades de Competencia españolas. Este grupo confía también en que la estrecha relación de Antonio Luque con la Junta de Andalucía que preside Susana Díaz y su buen entendimiento con el ministro de Agricultura Luis Planas se traduzca en privilegios frente al resto de competidores.

VENTA DE ACEITE POR DEBAJO DEL COSTE DE PRODUCCIÓN

Una de las claves de este cisma en el seno de JaenCoop es la denuncia pública realizada por UPA, que acusa a la cooperativa de estar vendiendo aceite de oliva por debajo del importe que marca el sistema Poolred –la referencia en el sector– presionando a la baja sobre el citado precio de referencia. Según esta asociación de agricultores, la cooperativa estaría rozando incluso la venta ilegal por debajo del coste (lo que se conoce técnicamente como dumping), tirando del importe del litro a la baja aunque las condiciones climáticas no varíen en exceso.

Por su parte, las fuentes oficiales de Dcoop consultadas por MERCA2 se defienden de estas acusaciones de secuestro del mercado recordando que “cada uno es libre de vender al precio que considere” mejor para su negocio y señalan que su modelo empresarial no se basa en la especulación, sino en “unir agricultores y cooperativas para intentar vender todo el producto al mejor precio posible”. Además, señalan que los cooperativistas son libres de decidir si se integran en Dcoop en función de sus necesidades.

A todo ello se suma la indignación que provocó entre los agricultores de Jaén el hecho de que Antonio Luque animara en el inicio del pasado verano a los productores andaluces a liquidar el aceite a un precio de 2,5 euros el kilo, cuando los costes medios de producción en la provincia son de 2,6 euros. Según indicó a este diario el secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, se trató de una actuación “irresponsable” teniendo en cuenta la posición de liderazgo de Dcoop y su capacidad para influir en el mercado.

OTRO OBJETIVO: CONTROLAR COOSUR

La integración de JaenCoop también le daría al grupo que preside Luque la capacidad para entrar en Coosur, la filial jienense embotelladora de Acesur controlada por la familia sevillana Guillén y que lidera el sector del aceite de oliva envasado en España con una cuota superior al 20%. Controlar esta sociedad permitiría a Dcoop llegar directamente al consumidor con un mayor volumen y, por lo tanto, disponer de una mayor capacidad para fijar precios.

La fusión no sólo es rechazada por un gran número de socios de JaenCoop, sino que es vista por los competidores de Dcoop como una vuelta de tuerca más en el proceso de eliminación de agentes del sector que afectará a un territorio clave del olivar español. No se puede olvidar que Jaén aglutina el 20% de la producción mundial de zumo de aceituna y el 25% de la superficie de olivar de España, con más de medio millón de hectáreas.

“Si Luque tiene éxito y engulle a JaenCoop no sólo incrementará la producción y su capacidad para influir en los precios, sino que también se disparará su capacidad para controlar las subvenciones que llegan en mayor medida a las cooperativas que a las sociedades anónimas a pesar de que en el caso de Luque el dinero que recibe en cuotas de socios y en subvenciones por ser una cooperativa lo emplea, entre otras cuestiones, en financiar su aventura en Estados Unidos”, señala un empresario competidor de Dcoop en referencia a la adquisición del 50% de la sociedad Pompeian, envasadora de aceite de oliva líder en EEUU controlada por la familia marroquí Devico y que está reduciendo precios para acaparar el mercado.

En el sector no se comprende como la Junta de Andalucía pone de modelo a Dcoop como ejemplo a seguir fuera de nuestras fronteras, ya que combina su carácter de cooperativa con alianzas empresariales que establece mediante participaciones cruzadas entre sociedades anónimas, entre las cuales destaca Mercaóleo, empresa dedicada a la comercialización de aceites de oliva fundamentalmente envasados, tanto con marca propia como con enseñas de distribuidor en todo el mundo.

Comentarios