Consejo de ministros

El primero Consejo de Ministros con Pedro Sánchez como presidente del Gobierno no ha defraudado. A pesar de que se ha pedido diligencia en la rueda de prensa posterior, la cuestión catalana lo ha acaparado todo tras conocerse el levantamiento del control financiero que el artículo 155 imponía a la Generalitat de Cataluña. Una orden que supone el primer guiño de Pedro Sánchez a Cataluña y un “gesto de normalización”.

“Se nos ha informado de la culminación del 155 en Cataluña y ya hemos determinado dar instrucciones a los bancos para que Cataluña pueda abordar los pagos sin pasar por la supervisión del Gobierno de España”, ha asegurado la nueva portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Isabel Celaá, durante la rueda de prensa donde ha destacado la emoción y el honor que se respira en el Ejecutivo.

A pesar de que la portavoz no ha sabido concretar más y queda en el aire hasta qué punto se ha levantado el control financiero, si ha afirmado que “levanta la supervisión como gesto de normalización y con la confianza de que funcionarán bien”. Cuestión que no implica el Gobierno no esté al tanto de las partidas que podrían ir dirigidas a cuestiones independentistas.

turismo

El Gobierno de Pedro Sánchez relega a un segundo plano al turismo

Una vez hecho público el Gobierno de Pedro Sánchez el turismo no ha tenido suerte y ocupará un segundo lugar en la política española.

En cuanto a la reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, Celaá no ha querido concretar una fecha. “El presidente va a tener reuniones bilaterales con todos y cada uno de los presidentes autonómicos, no solo con Torra”, señala.

No obstante, Cataluña es una prioridad para el Ejecutivo socialista. “El principal problema es del de la integridad territorial por lo que el objetivo es el de ordenar el territorio”, ha afirmado. Eso sí, la portavoz ha especificado que se hará con la “Constitución en una mano y el dialogo en la otra”.

Por otro lado, Celaá ha reiterado que el Gobierno “tienen toda la legitimidad para acabar la legislatura, pero tiene que tomar el pulso de España”. Algo que dependerá del resto de formaciones políticas, incluido el PP, con las que espera “dialogar”.

CAMBIOS EN EL CONSEJO DE MINISTROS

Emoción y honor han sido dos de las palabras más repetidas por la portavoz del Gobierno. “La emoción, el honor y el reto es enorme. Es un momento de profunda emoción. Hay un equipo al servicio de España”, ha asegurado Celaá, a quién se ha notado nerviosa en su primera comparecencia. No ha llegado a contestar todas las preguntas de forma contundente.

Además de cambiar la designación al Consejo de Ministros, añadiendo también Ministras, hay otras cuestiones que cambian. Pedro Sánchez, ha entregado una carta al comienzo del Consejo de ministras y ministros, en la que comparte con ellos el honor y el compromiso de dirigir la acción de Gobierno en defensa de los intereses generales de España.

Asimismo, la portavoz ha apuntado que la integración de las mujeres en el Gobierno es extensible a todos los cargos. “Hay un mandato explícito del presidente a su Gobierno para que nuestros cargos públicos también observen esta integración que es real. Mantendremos un equilibrio en los cargos públicos con naturalidad y sin forzar nada.