Los partícipes lo tienen claro a tenor de los últimos datos que se han podido observar en el último informe del Observatorio de Inverco. A pesar del mal comportamiento de los mercados financieros durante 2018, la evolución del perfil de riesgo de los partícipes españoles ha continuado con la tendencia de los años anteriores, por lo que han seguido canalizando sus inversiones hacia posiciones más dinámicas y con mayor componente de renta variable en sus carteras.

Lo más llamativo de este último estudio es que a nivel nacional y por vocación inversora, el patrimonio de los Fondos de Inversión tiene una distribución clara, que hace que se mantenga la tendencia de los últimos años. Los Fondos Mixtos, Globales o de Retorno Absoluto a finales de 2018 se incrementaron hasta el 46,7% del total desde el 44,1% de 2017, lo que supone más del triple del porcentaje que representaban en diciembre de 2012 (14,5%).

De la misma manera, los Fondos de Renta Variable subieron y suponen el 14,8% del total desde el 13,1% del año pasado. Mientras, los Fondos Garantizados/Rentabilidad Objetivo volvieron a perder representatividad, cayendo hasta el 12,5% desde el 15,7% de 2017. Esto se traduce en que las preferencias por parte de los ahorradores son cada vez más claras. Más aún en el clima de indefinición que nos ocupa en la actualidad.

“Buscamos ofrecer rendimientos positivos a lo largo de un ciclo de mercado”

Más allá de las inversiones tradicionales, hay otras opciones con las que se pueden obtener rendimientos importantes en nuestras carteras. Andrew Beer, CEO de...

Si nos centramos en diversificación geográfica, Madrid, Barcelona, Vizcaya, Valencia y Guipúzcoa concentran más del 50% del ahorro total nacional en Fondos de Inversión, mientras que en La Rioja, País Vasco, Aragón, Navarra y Castilla y León la inversión en estos productos ya supera la tercera parte de su PIB, según el mismo estudio, a partir de la información proporcionada por las sociedades gestoras de Fondos de Inversión nacionales a cierre de 2018.

Además, el volumen de activos de los Fondos de Inversión a nivel nacional supone el 21,3% del PIB (22,5% en 2017). La Rioja, País Vasco, Aragón, Navarra, Castilla y León, Madrid y Cantabria están por encima de la media nacional.

José Luis Manrique, director de Estudios del Observatorio Inverco, señala que “a pesar del notable crecimiento experimentado por los Fondos de Inversión en los últimos años, siguen teniendo recorrido como instrumento canalizador de recursos a la financiación de la economía española, al comparar con países como Francia, Reino Unido o Alemania, en los que el patrimonio en Fondos supera el 50% de su PIB nacional”. En estos países, la inversión institucional aporta las tres cuartas partes de la inversión total en Fondos, mientras que en España “apenas alcanza el 20%”, añade.

REDUCCIÓN EN FONDOS Y DEPÓSITOS

El aumento de los depósitos y la reducción patrimonial que experimentaron los Fondos de Inversión en 2018 provocó que, a nivel nacional, la ratio Fondos/depósitos se redujera ligeramente hasta el 22,1% (23,7% en 2017), aunque sigue estando por encima de 2016 (21,4%) y supone casi el doble de lo que representaba en 2012 (11,4%).

Asimismo, en cuatro comunidades (Navarra, La Rioja, Aragón y País Vasco) ya supera el 35%, destacando Navarra, donde sus partícipes ya invierten en Fondos casi la mitad de lo que ahorran en cuentas bancarias y depósitos.

En 2018 el número de cuentas de partícipes experimentó un crecimiento cercano al 9% (8,6%) hasta alcanzar los 11,2 millones, probablemente por el elevado desarrollo de los servicios de gestión discrecional de carteras de Fondos de Inversión.

En relación con el perfil inversor, en 2018 los partícipes continuaron canalizando sus carteras hacia posiciones más dinámicas siendo Madrid, Cataluña, País Vasco, Aragón y Valencia las comunidades con mayor patrimonio en renta variable. Mientras que Galicia es la Comunidad que más invierte en fondos monetarios y de renta fija y Melilla en garantizados y también en mixtos/retorno absoluto.

DISMINUCIÓN PATRIMONIAL, PERO AUMENTO DE PARTÍCIPES

La volatilidad presente en los mercados financieros durante 2018 y especialmente en la última parte del año ha llevado a los Fondos de Inversión nacionales a experimentar una reducción patrimonial de algo más de 5.300 millones de euros (una reducción del 2% con respecto a diciembre de 2017).

Todas las regiones registraron descensos en el volumen de activos de mayor o menor magnitud, a excepción de las ciudades autónomas. Madrid, Galicia y Andalucía han sido las Comunidades con mayores caídas, superiores al 3%.

Toyota

La importancia de China para el recorrido a futuro de las bolsas

El comercio entre China y Estados Unidos será un factor clave para los mercados globales de renta fija en 2019. Muchos analistas...

Por su parte, Madrid, Cataluña y País Vasco siguen siendo las Comunidades Autónomas con mayor volumen de activos, acumulando el 53,3% del ahorro invertido en Fondos de Inversión por los españoles.

Con todo y con ello, el elevado desarrollo de los servicios de gestión discrecional de carteras de Fondos de Inversión ha vuelto a incrementar de forma notable el número de cuentas de partícipes. Por tanto, en 2018, esta cifra cerró en los 11,2 millones de cuentas, un 8,6% más que en diciembre de 2017.

La gestión discrecional de carteras asigna a cada partícipe varios Fondos, y en consecuencia varias cuentas, por lo que el incremento neto de partícipes sería inferior. No obstante, el significativo crecimiento del número de cuentas vuelve a confirmar el elevado grado de penetración de los Fondos de Inversión como instrumento de ahorro e inversión de las familias españolas.

La mitad de las cuentas en Fondos de Inversión domésticos (50,3%) se corresponden a partícipes que residen en Madrid, Cataluña o País Vasco, siendo su población el 34,8% del total español.