Disa

Disa ha vendido los 20 millones de acciones de Sacyr que adquirió en mayo pasado y que estaba complementada con una estructura de derivados sobre las que tenía derecho de devolución en un plazo de cuatro meses.

Esas acciones, cuya adquisición fue sometida a autorización del Consejo de Administración de Sacyr, suponían el 3,61% del capital de la constructora y fueron adquiridas por Disa para reforzarse en el capital de la sociedad y afrontar la Junta general de accionistas con una representación mayoritaria, bloqueando los planes José Moreno Carretero, accionista destacado de la compañía que mantiene una oposición al proyecto que lidera el presidente de Sacyr, Manuel Manrique. En la Junta General de Accionistas de Sacyr, Beta Capital, la sociedad de Moreno Carretero tenedora de las acciones, solo pudo demostrar la titularidad de un 12,56% del capital de la sociedad.

Con el 3,61% adquirido vía derivados, Disa acudió a la junta de Accionistas de Sacyr con un 16,20% desde el 12,60% que tenía anteriormente. Al tener concertadas sus acciones con el Grupo Satocan, que tienen el 1,90% del capital, los derechos de voto de Disa en la Junta de Sacyr se elevaban al 18,11%, representación que se ha mantenido hasta la fecha.

Una vez llegado el vencimiento de dichas estructura, Disa ha vendido dichas acciones, manteniéndose como primer accionista de la compañía.

Sacyr

Sacyr se acerca a su accionariado e incorpora nuevos consejeros independientes

Sacyr ha decidido renovar su Consejo de Administración de la forma más inteligente posible: nombrando tres nuevos consejeros independientes. La constructora

Disa, primer accionista de Sacyr, que tiene una vicepresidencia y un puesto adicional en el Consejo de Administración de la constructora, mantiene sus posiciones en la compañía y participa activamente en su plan de negocio y el desarrollo futuro de la misma.

Comentarios