Las emociones, un factor clave en las decisiones inmobiliarias .

Absténganse de esta lectura los adictos al amor. España es el uno de países de la Unión Europea donde más divorcios se producen. Sólo nos superan los portugueses, belgas y luxemburgueses. Dado que casi seis de cada diez matrimonios rompen, han empezado a proliferar las apps que ayudan a tramitar el proceso de separación y divorcio, iUrisfy es una de ellas.

El coste de una ruptura varía mucho si se trata de mutuo acuerdo o por un contencioso, si hay bienes, hijos etc, y no solo en la parte emocional, también en la económica. Cada divorcio es diferente y ha de tratarse según sus propias características. iUrisfy es una startup que simplifica el proceso, ahorra abogados y facilita la tramitación judicial. La aplicación es gratuita para el usuario y basta con que uno de los cónyuges complete el primer paso. Se generará un código para ambos y comenzará la negociación. Será necesario entonces que cada uno complete sus datos introduciendo los benes relativos al matrimonio.

Las herramientas tecnológicas que utiliza la app calculará las cifras relativas a la vertiente económica, como la pensión alimenticia. Más tarde se irá tramitando lo relacionado con el régimen de vivistas, custodia, etc… En el momento en que se llegue a un acuerdo el proceso se finaliza. De esta manera ambas partes evitan desplazarse.

salud

La startup Gadaca planta cara a las listas de espera médicas

Gadaca es una startup que permite conectar pacientes con médicos en tan sólo unos minutos. Pretende trasladar la sala de espera del médico a...

De momento lo han utilizado alrededor de 200 personas. El coste medio que han tenido que abonar es de 380 euros, frente a los 1000 euros que suele suponer un divorcio de mutuo acuerdo. Las rupturas en ocasiones se enrocan y llegan a superar los 15000 euros.

Al año se producen aproximadamente 100.000 casos de nulidad, separación y divorcio, y otoño es la época del año con más afluencia de rupturas. Los últimos meses del año experimentaron un aumento significativo de desenlaces, en 2017 respecto al año anterior.

La herramienta iUrisfy ha fusionado la parte legal y la tecnológica. Por un lado, sus creadores han diseñado un proceso negociador para afrontar la crisis de pareja, y por otro, han elaborado una herramienta tecnológica para facilitar el proceso.

Ángel G. García, Carmen Cabalga y Ximena Bernardo de Quirós, ya introdujeron en el mundo 2.0 los procesos de divorcio hace aproximadamente dos años, digitalizando los trámites, ahora han logrado configurar un divorcio sin tener que ver a un abogado, ni a la otra parte.

La tramitación judicial también se puede realizar sin salir de la app contratando a los abogados de iUrisfy para este servicio. Los futuros divorciados no tendrán que verse las caras, ni acudir al despacho de abogados, tan solo tendrán que personarse el día de la ratificación. iUrisfy solicita y recoge los certificados de matrimonio y nacimiento en el registro Civil, etc., con lo que el ahorro, según sus creadores pueden oscilar entorno a un 62%.

La app está disponible para IOS y Android, y sus desarrolladores tiene una máxima: si puedes enamorarte fácilmente con una app, ¿por qué no vas a divorciarte con una app? La idea es facilitar un momento que supone un mal trago, y favorecer la agilidad, el precio y la comodidad. No obstante, España es el país donde más han crecido las rupturas, aunque los abogados señalan que existen parejas que, en el proceso de separación, se han reconciliado.

Comentarios