Telefónica

Allá por el año 2014, Telefónica tenía una capitalización de 55.513 millones de euros. En la actualidad, se sitúa en 36.230 millones de euros. Es decir, que se ha dejado por el camino casi un 35%. Un porcentaje que se dispara hasta el 66% si tomamos como referencia los casi 107.000 millones que valía en el año 2007, o al 52% si lo comparamos con los 75.000 millones del año 2015.

Por tanto, la destrucción de valor de Telefónica en nuestro mercado ha sido ingente. Que la capitalización descienda es sinónimo, habitualmente, de que no se están haciendo las cosas bien. Una caída que se ve agravada por el efecto de varios repartos de dividendo. Por no hablar de su deuda: por encima de los 47.000 millones de euros.

En estas estamos y va el grupo La Caixa y se convierte en el grupo financiero con más representatividad en el capital de la spanish teleco: Criteria tiene el 1% del capital y Caixabank el 5%. Por el contrario, vende el 9,36% que tenía en Repsol, donde era el principal accionista pese a haber ido recortando su porcentaje desde el 15% al 9,36% antes citado.

“La franquicia es muy buena pero el ruido de los mercados emergentes no ayuda”, opina Gonzalo Gortázar

¿Acaso se han vuelto locos en CaixaBank? ¿Por qué se quedan con el ‘patito feo’ y no con el ‘cisne’? “Repsol no encaja en el modelo que queremos y en Telefónica se generan sinergias que nos interesan”, explicó Gonzalo Gortázar, su consejero delegado, en un encuentro organizado por KPMG y Expansión. Una salida que les generó “mucha pena” después de más de dos décadas caminando juntos.

INTIMIDAD CON TELEFÓNICA

Varias son las razones que ha puesto sobre la mesa Gonzalo Gortázar para justificar esta especie de amor eterno a la tecnológica presidida por Álvarez-Pallete. “Tenemos una apuesta decidida por la tecnología, la conectividad y la movilidad. Tener en este escenario una intimidad con un socio como Telefónica es positivo para nosotros”, argumentó.

Además, han hecho negocios juntos que han dado buenos resultados, como la financiación de más de tres millones de teléfonos móviles, sin olvidar la afinidad que tienen en temas de responsabilidad social corporativa (RSC), trabajando al unísono las fundaciones de ambas entidades.

“Telefónica es una magnífica inversión muy infravalorada. La franquicia es muy buena pero el ruido de los mercados emergentes [Brasil] no ayuda”, subrayó el consejero delegado de CaixaBank. Y calificó como “extraordinaria” la gestión de los directivos de la compañía, con su presidente a la cabeza.

Bankinter

Los daños colaterales de la compra de Evo Banco por Bankinter

Evo Banco tiene firmados una serie de acuerdos con otras firmas. Tras la compra por parte de Bankinter, es posible que los mismos se vean afectados.

Respecto al modelo de banca-seguros, que se está convirtiendo en su apuesta decidida, destacó que “nos da las mismas garantías de rentabilidad y recurrencia” que el modelo industrial que están dejando a un lado. De hecho, la rentabilidad que les está dando es del 12%, una rentabilidad “adecuada” atendiendo al entorno de bajos tipos de interés. “Queremos mantener e incluso elevar esa rentabilidad”, añadió.

Para concluir, el CEO de CaixaBank destacó que la inversión en Telefónica “tiene todavía recorrido al alza” y su apuesta por el modelo banca-seguros “es lo que queremos gestionar porque nos permite controlar mejor nuestro futuro”.

Comentarios