Blablacar se ha consolidado como una “empresa de transporte” alternativa a las tradicionales. Durante el periodo navideño, los viajes a través de coches compartidos han aumentado en un 24% respecto al año anterior. Los anuncios de huelgas de Adif y Renfe, y la inestabilidad que generan, pueden ser uno de los motivos de este crecimiento.

El pasado mes de diciembre los sindicatos convocaron jornadas de huelga durante el periodo navideño. CCOO llamó a un primer paro de interventores el 14 de diciembre y a huelgas de todos los colectivos de trabajadores el 21 de diciembre, el fin de semana previo a Nochebuena, y el 7 de enero, fecha que marcó el fin del periodo vacacional, y que además fue festivo en la mayoría de provincias españolas. El Sindicato de Circulación Ferroviario también convocó paros parciales los días 13,21 y 28 de diciembre. A pesar de que la mayoría de los sindicatos desconvocaron los paros, muchos usuarios pudieron pensar en un transporte alternativo, ante la posibilidad de quedarse en tierra.

Estos anuncios pudieron desplazar a parte de los usuarios habituales de trenes a Blablacar, una empresa que lleva años experimentando el crecimiento de sus usuarios. La gran cantidad de rutas, los bajos precios y la flexibilidad de horarios son otras de las razones.

BlaBlaCar

BlaBlaCar se enroca con los viajes interurbanos

BlaBlaCar, la empresa de coche compartido, ha experimentado un aumento exponencial desde que llegó a España. Cuenta con más de cinco millones de usuarios...

Durante el primer periodo de navidad, coincidiendo con la primera fecha señalada para la posible huelga de trenes, la actividad aumentó un 24,43%, respecto al mismo periodo de 2017, llegando a registrarse 9.000 trayectos distintos, un 14% que el total del pasado año. Por semanas, la que ha tenido un mayor crecimiento en actividad, en comparación con las mismas semanas del año pasado, ha sido la de navidad, un 29%, seguida de la de Reyes (coincidiendo con la segunda huelga de Renfe convocada), con un 20% más de usuarios, y la de nochevieja, un 19% más.

La comunidad autónoma que ha experimentado un mayor crecimiento ha sido Navarra, con un 37,73%, seguida de Andalucía, que ha aumentado su actividad en un 33,15%. En Andalucía se encuentra aproximadamente un millón y medio de los cinco millones que utilizan la aplicación, por lo que existen una gran cantidad de rutas alternativas. Extremadura, que ha experimentado muchos problemas con la red ferroviaria, aparece en el tercer puesto del ranking, con un aumento de actividad del 32,77%.  En esa comunidad autónoma llevan muchos años reivindicando las mejoras de la red ferroviaria, que está muy obsoleta. El pasado mes de noviembre, más de 15.000 personas reivindicaron un Tren Digno ya, a lo que el ministro de Fomento, José Luís Ábalos, señaló que era de “justicia” mejorar las líneas.

La ruta Madrid- Valencia, sigue siendo la más frecuentada, seguida de Madrid-Murcia. La tercera de la lista es Granada-Málaga seguida de Barcelona Madrid (ida y vuelta) y Barcelona-Valencia.

NUEVO ALGORITMO Y MÁS RUTAS

Además, la compañía de transportes ha diseñado un nuevo algoritmo de inteligencia artificial que facilita la conexión directa y automática entre usuarios independientes, que realicen trayectos desde grandes centros urbanos a pequeñas poblaciones. Esto ha permitido aumentar los puntos de salida, ya que los usuarios pueden realizar paradas durante el recorrido principal, para recoger a otros pasajeros. Estas navidades los usuarios han iniciado viajes desde más de 16.000 puntos distintos, un 11% más que el año anterior.

Muchos de los usuarios de esta aplicación carecen que conexiones directas con los medios de transportes habituales. Hay muchas poblaciones que no disponen de ruta directas de tren o de autobús y que eligen esta manera de viajar, en la que además de facilidades en la conexión, reducen los gastos de viaje. Este año se han realizado más de 9.000 rutas diferentes.

El precio del trayecto a través de Blablacar es más asequible que los transportes convencionales. La aplicación recomiendo la aportación que debe pagar cada usuario por su viaje. En estos momentos la fija en 0,06 euros por kilómetros, para cubrir los gastos compartidos de gasolina, peaje, mantenimiento del vehículo y seguros, además limita la aportación máxima que pueden solicitar los conductores.

Blablacar comenzó su actividad en España de manera gratuita. Los usuarios podían ponerse en contacto con los conductores para concertar el trayectos y los pagos no estaban regulados. En 2014 comenzó a ser de pago. La app desde entonces cobra un porcentaje al pasajero, dependiendo del precio de la ruta. Actualmente, en España hay aproximadamente cinco millones de usuarios.