estudiantes

Llega el verano y, con él, los preparativos para el curso escolar que comenzará en septiembre. ¿Lo principal? Encontrar un piso cerca de la universidad en la que cursar la carrera y que, además, sea barato. A simple vista parece una misión fácil de completar, pero cuando comienzas la búsqueda descubres que es una auténtica odisea. Por esto y para ayudar a los estudiantes, Uniplaces.es ha realizado un estudio en Madrid, Valencia y Barcelona para poner a disposición de los usuarios la facilidad de saber de ante mano qué posibilidades tienen en cada ciudad.

El problema al que se enfrentan este verano los estudiantes es que, durante los últimos meses, los precios han subido tanto si se trata de alquilar habitaciones como casas. Tomando como base los precios medios de los barrios más demandados entre 2017 y 2018, Uniplaces.es ha encontrado las zonas en las que los precios se han contenido más o donde, incluso, han descendido.

LAS COMPLEJIDADES DE MADRID

En Madrid el alquiler se complica, sobre todo desde que la subida de precios ha obligado a la mayoría de estudiantes a buscar casas en la periferia en lugar de en pleno centro como se hacía con anterioridad. La búsqueda de una buena habitación en el centro de Madrid no se debe a un simple capricho, sino que les da la posibilidad de estar completamente conectados con las universidades más conocidas y de los posibles trabajos que compaginarían con los estudios.

El ranking se compone de diez barrios (del más barato al más caro). El barrio más barato para alquilar en Madrid es Tetuán, ya que tan solo se ha aumentado el precio cuatro euros por mes. De esta forma, una habitación de estudiante en la zona puede costar unos 392 euros. Le sigue muy de cerca Lavapiés, dónde se puede decir que, incluso, han bajado los precios. Se paga 9,45 euros menos por mes, dejando así un precio final de 483 euros por habitación.

cerveza

Las entrañas de una caña de cerveza al desnudo

Detrás de una cerveza hay un trabajo ingente que abarca desde el campo hasta elevados presupuestos en innovación y sostenibilidad

Ríos Rosas se posiciona en el tercer puesto, aunque hay que destacar que este año se pagan 9 euros más al mes. Al final, se pagan 461 euros. Por último, Arguelles consigue meterse en el top 4 del análisis. Es curioso que este barrio ha pasado de ser el más caro al cuarto más barato. Este año se pagan 14 euros menos que en 2017, lo que deja el precio final en 475 euros por habitación al mes.

BARCELONA SUFRE MAYORES INCREMENTOS

Barcelona es conocida como la segunda ciudad más importante, universitariamente hablando. En ella los estudiantes buscan lo mismo que en Madrid, por eso los barrios céntricos son los más demandados. A pesar de ser una ciudad más barata que Madrid, ha sufrido unos incrementos mayores. Mientras que en Madrid había barrios que celebraban una bajada, en Barcelona todos ellos tienen aumentos de precio mucho mayores.

En primer lugar, el barrio más barato en esta ciudad es el de L’Hospitalet de Llobregat. A pesar de ser el más barato ha sido uno de los que más incremento ha sufrido en este último año. Ahora se pagan 16 euros más que en 2017. Lo bueno es que este incremento no ha supuesto que los precios superen los 400 euros; es más, se queda muy por debajo. Si quieres una habitación en este lugar el precio medio es de 343 euros por mes.

Sants se posiciona en segundo lugar con un precio medio de 392 euros. Esto supone seis euros más al mes por habitación. En el tercer puesto encontramos El Guinardó uno de los que más ha notado el aumento de dinero con un total de 32 euros más que el año anterior. De esta forma el precio por habitación se queda en los 396 euros, el más cercano a las cifras que se barajaban en Madrid.

VALENCIA ES LA MÁS BARATA

Es la más barata de las tres; sus precios ni siquiera llegan a los 300 euros como sí sucedía en las dos anteriores. Además, es la ciudad en la que más han bajado los precios, tanto es así que los barrios más baratos han sufrido una bajada media de 22 euros al mes.

Benimaclet encabeza la lista de los barrios más baratos. Se puede llegar a pagar un total de 235 euros por habitación, lo que supone 42 euros menos que en el año 2017. Una bajada pronunciada que no solo ayudará a los nuevos estudiantes, sino que también a aquellos jóvenes que están buscando independizarse.

En el segundo puesto se encuentra Poblats Marítims con una bajada de 20 euros al mes con respecto al año anterior. De esta forma, el precio que pagarías sería de 241 euros. Este va a ser el precio más caro del top tres de este ranking.

Por último, Algirós. Este barrio ha sido uno de los que menos cambios ha tenido con respecto a los anteriores, ya que ahora se pagan 16 euros menos que en el 2017. Después de haber conseguido este pequeño cambio, una habitación costaría alrededor de 236 euros el mes.