Barclays
endesa

Barclays, que cerró el pasado año con pérdidas, ha obtenido un beneficio neto de más de 1.000 millones en el primer trimestre del año. Xerox, también en una línea positiva, ha conseguido 133 millones de enero a marzo, seis veces más que lo cosechado en el mismo periodo de 2018.

BARCLAYS DEJA ATRÁS LAS PÉRDIDAS

Barclays registró un beneficio neto atribuido de 1.038 millones de libras (1.200 millones de euros) en el primer trimestre de 2019, frente a las pérdidas de 764 millones de libras esterlinas (874 millones de euros) del mismo periodo del año anterior, cuando tuvo que asumir un impacto extraordinario negativo de 1.961 millones de libras (2.242 millones de euros).

Según informó la compañía este jueves, el beneficio neto en los tres primeros meses del año excluyendo el pago de otros litigios fue de 1.084 millones de libras (1.256 millones de euros), lo que arroja una rentabilidad del 9,6%.

De este modo, los gastos operativos de Barclays en el primer trimestre de 2019 disminuyeron un 38% interanual, hasta 3.318 millones de libras (3.843 milllones de euros).

La cifra de negocio de Barclays entre enero y marzo alcanzó los 5.252 millones de libras (6.083 millones de euros), un 2% menos que un año antes, con un beneficio antes de impuestos de 1.483 millones de libras (1.717 millones de euros), tras el impacto negativo generado por la depreciación del 6% del dólar frente a la libra.

“Hace tres años, recogimos unos gastos de 400 millones de libras (463 millones de euros) para compensar la compensación de costes con los ingresos de la compañía. Este trimestre, Barclays ha usado esta discreción para gestionar los costes y alcanzar la rentabilidad esperada”, señaló el consejero delegado de la entidad, James Staley.

XEROX MULTIPLICA POR SEIS SUS GANANCIAS

Xerox cerró el primer trimestre del ejercicio actual con un beneficio neto atribuido de 133 millones de dólares (118,7 millones de euros al cambio actual), lo que supone multiplicar casi por seis (+478%) los resultados del mismo período el año anterior, según datos publicados por la empresa.

El volumen de negocio de la corporación estadounidense alcanzó 2.206 millones de dólares (1.969 millones de euros) hasta el pasado mes de marzo, lo que se traduce en una disminución del 9,4% respecto a los ingresos contabilizados en dichos meses del ejercicio previo.

Entre enero y marzo de este año, la firma registró un beneficio operativo ajustado de 249 millones de dólares (222 millones de euros), un 2,8% de crecimiento si se compara con el resultado de 242 millones de dólares (216 millones de euros) del primer cuarto de 2018.

El vicepresidente y consejero delegado de Xerox, John Visentin, afirmó que las medidas de transformación que están llevando a cabo están dando resultado y apuntó que están generando confianza a la empresa para aumentar su previsión de beneficios para el conjunto del año, a pesar de la caída de las ventas.

“Estamos invirtiendo en nuestros negocios estratégicos y también en nuevas tecnologías que crean valor para nuestros accionistas y nos posicionan para un crecimiento a largo plazo”, explicó el directivo de la compañía norteamericana.