Las clínicas dentales están bajo sospecha a raíz de los escándalos por el cierre de Funnydent e iDental, entre otros, por fraude y mala praxis. Para tratar de evitar problemas, la clínica odontológica Sonrisalud ha firmado un acuerdo con Banco Santander para que la entidad bancaria garantice los depósitos aportados por los pacientes, hasta la fiscalización del tratamiento.

Los procesos médicos bucodentales suelen alargarse en el tiempo. En muchas ocasiones las clínicas piden un adelanto del presupuesto, a fin de ajustar el precio final. El escándalo del fraude de varias clínicas ha dejado en una situación de desprotección a miles de usuarios que no sólo han perdido su dinero, sino que tiene que iniciar otro tratamiento en una clínica distinta porque, o bien se han quedado a medias, o ni siquiera han comenzado a tratarle. El desembolso de dinero entonces se multiplica por dos. Muchas personas afectadas tienen que enfrentarse al pago de préstamos bancarios y no pueden hacer frente a nuevos desembolsos, por lo que se quedan con la boca sin arreglar.

Sonrisalud, es una empresa dedicada al negocio bucodental, con 15 años de experiencia y una decena de clínicas en España. Acaba de inaugurar Madrid Dental Institute, en la capital de España, y se ofrecen como solución a la problemática que existe en el sector.

Mauricio Arango, responsable del grupo Sonrisalud en España, asegura que “la odontología tiene que ser ética”, y señala que los dentistas deben alejarse del modelo de negocio financiero en el que se ha convertido el sector. “La odontología es médica, esto es una clínica de salud”, matiza.

Banco Santander

Banco Santander potencia su apuesta eco friendly

Banco Santander ha lanzado un fondo de inversión en renta variable europea cuya base son empresas medioambientalmente sostenibles

Con este acuerdo, los usuarios aseguran su dinero con la entidad, a coste cero. Todo queda registrado tanto en la clínica con en el banco, y es Sonrisalud quien se hace cargo del seguro, a través de convenios con la entidad presidida por Ana Patricia Botín. Sonrisalud asegura que el dinero del cliente será utilizado sólo para el tratamiento, consultas, materiales, prótesis, etc., y asegura que, si el proceso bucodental no se concluye el banco devolverá el dinero. También existe la opción de que el paciente no pague por adelantado, sino que puede ir abonado la cantidad correspondiente en cada consulta.

Estas clínicas han experimentado un crecimiento orgánico del 35% entre 2016 y 2017. Su pretensión es mantener esta ratio al cierre de 2018. Son especialistas en estética dental y utilizan la última tecnología para el diagnóstico y tratamiento.

Además, Sonrisalud ha sido elegida la clínica dental oficial del certamen Miss Universo España 2018. Ángela Ponce, Miss Universo España 2018, fue la encargada de amadrinar la inauguración de la clínica, este jueves en Madrid. Ponce destacó la importancia de la salud dental, y de una bonita sonrisa en un concurso de belleza, como el que ella ganó. Es por tanto la imagen de la clínica.

FRAUDES MILLONARIOS Y CIERRE DE CLÍNICAS

Hay varios casos de estafas relacionados con clínicas dentales. El primero fue el de Funnydent, la entidad fundada por Cristóbal López Vivar, que cerró las nueve clínicas que tenida distribuidas por toda España, repentinamente y sin previo aviso en enero de 2016. Dejó a 2400 pacientes desatendidos, a los que estafó aproximadamente nueve millones de euros. López Vivar fue detenido en 2016, acusado de estafa y posteriormente puesto en libertad, tras el archivo de la causa. La audiencia Provincial de Madrid ha obligó a la magistrada instructora reabrir el caso, el pasado mes de abril, al entender que hay indicios de delito.

En febrero de 2016, la policía detuvo a Ernesto Colman, propietario de Vitaldent, una franquicia odontológica low cost, considerada una de las más potentes de Europa. Tras 15 meses en prisión el fundador quedó en libertad provisional y ahora está pendiente de juicio. Miles de pacientes sufrieron el silencio y abandono, y están tratando de recuperar lo invertido. Algunos fueron derivados a otras clínicas.

En menos de dos meses, entre abril y junio de este año, iDental cerró las 24 clínicas que tenía en España. Más de 400.000 personas se vieron afectadas por el cese del negocio, con tratamientos a medias, y mala praxis. Empastes que se caen, endodoncias infectadas o implantes mal puestos, fueron algunos de los problemas que quedaron en el limbo, además del dinero que los usuarios habían adelantado. El modelo de negocio de iDental se basaba en la captación de clientes a través de descuentos muy sustanciosos, que en ocasiones llegaban al 70%, así captaban clientes con poder adquisitivo medio bajo, que veían en esas clínicas una opción asequible para sus bolsillos. El juicio está en proceso de instrucción, y hay más de 200 piezas abiertas.

Comentarios