miércoles, 1 febrero 2023 13:16

El FMI hunde el ‘milagro’ económico de España: empleo, pensiones y deuda

spot_img

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado de nuevo a España y hunde el discurso triunfalista del Gobierno. El organismo ha alertado de las consecuencias de la subida de las pensiones al 8,5%, un pacto que ha generado una importante brecha en los Presupuestos y que hay que cubrir. Así lo expone el organismo en las conclusiones del informe Artículo IV, un estudio de 91 páginas publicado este jueves y en el que la palabra pensiones aparece hasta en 39 ocasiones, tan sólo superada por «inflación», mencionada en 114.

el FMI insta adoptar medidas adicionales para preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones

El Gobierno aún no ha dado a conocer cómo contendrá el gasto público, tal y como exigen los hombres de negro del FMI, quienes tampoco dan una solución al problema. La advertencia da al traste con el relato de Pedro Sánchez y su escudera Nadia Calviño, quienes aseguran que la economía española va viento en popa y que crecerá más que ningún otro país de la Eurozona. Para empezar, los datos del FMI muestran que la economía española creció un 5,2% en 2022, pero el crecimiento se hundirá al 1,1%, una décima inferior a la estimación anterior, con caída en las exportaciones, importaciones, demanda interna y un menor ritmo del gasto.

Para el FMI, el sistema de pensiones de la Seguridad Social es frágil y hay que garantizar su sostenibilidad con más ingresos y recorte del gasto. La fórmula llama a una nueva subida de impuestos, o bien aumentar la edad de jubilación, una medida contemplada desde hace años, pero insuficiente.

EL SISTEMA DE LAS PENSIONES NECESITA MENOS GASTOS Y MÁS INGRESOS

El FMI endulza su reprimenda con la mejora de las finanzas públicas desde la pandemia y aplaude la postura fiscal «moderadamente contractiva» prevista en los Presupuesto de 2023. Sin embargo, estos hombres de negro consideran necesario una «consolidación fiscal y sostenida a medio plazo» para responder a futuros shocks. Así, han añadido la necesidad de «adoptar medidas adicionales para preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones». Estas medidas se dejarán para el próximo Gobierno debido a la confrontación electoral de mayo y la convocatoria de elecciones generales para finales de año.

Nadia Calviño, ministra de Economía
Nadia Calviño, ministra de Economía

Este es uno de los requisitos exigidos por Bruselas para poder mantener la viabilidad del sistema de pensiones. Para ello, se exigió destopar las bases máximas de cotización, ampliar el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión y el mecanismo de equidad intergeneracional. El propio informe explica que la primera fase de la reforma, implementada en 2021, y referente a la indexación de las pensiones al IPC y la derogación del factor de sostenibilidad tendría un impacto del 3,25% en el PIB para el 2050. Tan sólo una parte del aumento se vería compensado por el resto de medidas adoptadas en la primera parte de la reforma.

LA DEUDA Y LAS PENSIONES NECESITAN UNA SOLUCIÓN URGENTE

Sin embargo, la segunda parte, como los mecanismos para restringir los gastos -como prolongar la vida laboral- y aumentar los ingresos, como se discutió hace dos años, aún no han visto la luz. El Gobierno, mientras tanto, ha introducido nuevas medidas, como incrementar las cuotas de los autónomos, así como ampliar el cómputo del cálculo de las pagas de las pensiones.

«Estas medidas podrían tener un efecto financiero positivo, pero que sean suficientes para preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones dependerá de los detalles de diseño específicos», ha destacado.

Todo ello, mientras que los jubilados y en buena parte los funcionarios han visto incrementado sus nóminas y salarios en un 8,5% y un 2,5%, respectivamente, mientras el resto de trabajadores privados trata de negociar subidas inferiores. Sin embargo, la nómina de las pensiones se tragan la mitad de los Presupuestos, junto con los intereses de la deuda, un nivel que irá en aumento a tenor de la agresividad de los bancos centrales, especialmente el BCE. Todo ello, con una inflación aún galopante. Según el Fondo, por punto de inflación el gasto se dispara en un mínimo de 1.500 millones.

RÁPIDO DETERIORO DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

No obstante, el Fondo pone de manifiesto que varios indicadores apuntan a un «rápido deterioro» de la economía española este año. Se trata de la tasa de desempleo, así como su incremento por los ERTE. «La holgura del mercado laboral ha caído a mínimos históricos», ha sostenido el Fondo. A su juicio, España muestra una fuerte «estrechez», medida en la tasa de búsqueda de empleo como la tasa de vacantes, que alcanza el nivel más alto en la última década. Datos que contrastan con el optimismo mostrado por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Además, la capacidad total de la producción industrial permanece por debajo de los niveles de 2019 en sectores como el comercio, transporte y hotelero, los más afectados por la pandemia, pero han recuperado por completo sus pérdidas.


- Publicidad -