miércoles, 29 junio 2022 21:57

Peligra la vuelta del carbón a Los Barrios: la plantilla de Viesgo no se fía

En plena volatilidad del gas en el mercado internacional las centrales térmicas en proceso de cierre, pero todavía operativas, se ponen a disposición del sistema eléctrico español. Una de ellas, la planta de carbón de Los Barrios (Cádiz) ve peligrar su operatividad a cuenta de un conflicto laboral. Para la reactivación de la térmica, Viesgo se ha puesto en contacto con todos los extrabajadores actualmente en ERE. La plantilla desconfía ante la llamada de la empresa y los representantes sindicales advierten de que «se trata de una situación inédita en España y de consecuencias desconocidas».

UGT ha criticado la vuelta a la actividad de la central de carbón de Los Barrios, señalando su escepticismo en relación a las condiciones expuestas para la recuperación de la plantilla desvinculada de Viesgo mediante en Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Para el secretario comarcal de Industria del sindicato, José Manuel Rodríguez Saucedo, «la empresa hace un ERE para echar a los trabajadores porque estaba el megavatio hora (MWh) a 20 euros, pero ahora que está a 200€ llaman a los trabajadores porque esperan un gran negocio».

Saucedo reconoce que «la empresa ha dicho que todos los perjuicios que puedan tener los trabajadores por retornar los paga ella», sin embargo, «hemos hecho consultas a los asesores legales de nuestra formación en Madrid y no sabemos qué consecuencias legales y fiscales podrían tener para los trabajadores porque se trata de una situación inédita».

Aunque la central de Los Barrios es propiedad de EDP todavía funciona en el marco del convenio colectivo de Viesgo

De forma que, mientras desde Viesgo se ha contactado con toda la plantilla, desde la organización sindical se recomienda a los antiguos trabajadores que no acepten la oferta de regreso a la central.

Para reactivar la planta de Los Barrios, Viesgo necesitará, al menos, a unos 60 del total de 90 trabajadores de los que disponía. Las circunstancias para los trabajadores son diferentes así como las condiciones en el ERE, debido a diferencias de edad y prejubilaciones, por lo que la respuesta al llamamiento de Viesgo no se prevé unánime.

Aunque la central térmica de Los Barrios es propiedad de EDP, pertenece al Grupo Viesgo como uno de los activos que compró la energética portuguesa el año pasado, es más, «la sociedad se encuentra en el ámbito funcional del IV Convenio Colectivo Marco del Grupo Viesgo», recuerdan desde el sindicato.

En cualquier caso, para reanudar la actividad, la compañía necesita contar con los extrabajadores de la planta porque «son puestos de trabajo muy especializados que necesitan mano de obra especializada o un proceso de formación dilatado, por eso se está tratando de convencer a la anterior plantilla», apuntan desde la organización sindical.

Por otro lado, si bien el secretario comarcal de industria de FICA UGT del Campo de Gibraltar recomienda a los exempleados no reincorporarse a sus puestos, la Sección Sindical Estatal UGT-Viesgo «en todo momento ha mantenido una posición neutra ante la reapertura de la planta, dadas las complicaciones en materia fiscal y laboral que puede comportar el retorno de trabajadores en ERE en línea con las indicaciones de la Federación Estatal», inciden desde la sección sindical.

Otra de las conclusiones derivadas de este proceso de negociación es que la central térmica de Los Barrios se prepara para retomar su funcionamiento. Todavía no se conoce el día exacto en que se volverá a quemar carbón en la central de Viesgo incluida en el grupo de activos vendidos a la portuguesa EDP. Tampoco se sabe por cuánto tiempo permanecerá activa, si bien se habla de que se activará en este mes de enero por un tiempo prorrogable de tres meses.

La central térmica de Los Barrios inició su proceso de cierre y desmantelamiento después de que el Gobierno autorizara en el mes de marzo su clausura. Esta fue una de las primeras instalaciones españolas en cumplir la Directiva de Emisiones Industriales (DEI) de la UE, convirtiéndose así en una de las centrales más eficientes y respetuosas con el medio ambiente de Europa.

PORTUGAL CIERRA EL CARBÓN

Mientras todo esto pasa en España, en Portugal dijeron adiós definitivamente al carbón el 19 de noviembre de 2021. Ese fue el primer día que país luso funcionó sin carbón, después de que Endesa y Trustenergy, copropietarias de la central térmica de Pego, la apagaran definitivamente.

La generación eléctrica a base de carbón ya es historia al otro lado de la frontera, ya que, tras el cierre por parte de EDP de la central de Sines en enero de 2021, Pego era la única central térmica de carbón que seguía activa y generando electricidad para el sistema del país.

Los habitantes de la zona se sienten bastante desamparados, ya que temen por su futuro. Un futuro para el que los dos copropietarios de la central no se ponen de acuerdo, por lo que se podría demorar una solución, que para muchas familias es urgente. Por un lado, Endesa propone producir hidrógeno verde, en una clara apuesta por las energías limpias, pero Trustenergy apuesta por otro tipo de energía renovable, la biomasa, y convertir la central térmica de Pego en una central de Biomasa.


- Publicidad -