viernes, 14 mayo 2021 6:03

Huevo frito: así debes freírlo para que te salga con ‘puntilla’

El huevo frito es uno de esos alimentos recurrentes que gusta a casi todos y que puede ser un buen recurso cuando no tienes ganas de elaborar otros platos más confeccionados. Son rápidos y están muy buenos, pero no se puede decir que sean fáciles de hacer. A pesar de los pasos tan simples de la receta, darles el punto adecuado no es nada sencillo.

Aunque esto también genera conflicto entre comensales, a la mayoría le gustan esos deliciosos huevos fritos con puntillas. Eso extraordinarios bordes dorados, crujientes y que tienen ese sabor tan especial. Hacerlos así sin que la yema se seque o sin que el resto del huevo sea un desastre necesita de su destreza. Pero con estos trucos y consejos serás todo un experto en esta receta tan popular

Los secretos para hacer un buen huevo frito con puntilla

Los pasos para conseguir un buen huevo frito con puntilla y yema líquida

huevo frito

Seguro que te frustra no conseguir un huevo frito con puntillas y con la yema líquida. Algunos quedan con la yema líquida, pero sin un ápice de puntillas, otros las tienen, pero la yema estará dura. Ni una cosa ni la otra es lo óptimo.

Para conseguir el mejor resultado deberías comenzar calentando abundante aceite en una sartén. No uses poco aceite o no se freirá bien. Cuando el aceite está bien caliente, vierte el huevo lo más cerca del aceite para que no te salpique al caer desde mayor altura.

Ahora, usa la espumadera para cubrir los bordes del huevo con aceite. Pero, cuando impulses el aceite sobre el huevo, cuidado de que no llegue a la yema o se cuajará.

Finalmente, cuando los bordes estén dorado, saca el huevo y estará listo. ¿Sencillo? Te aconsejo seguir leyendo algunos de los errores más habituales en los que no debes caer en el proceso para que queden perfectos…


- Publicidad -