martes, 13 abril 2021 3:24

Técnicas que debes conocer para reducir el estrés y la ansiedad

El estilo de vida actual hace que cada vez más personas estén en constante tensión por su trabajo, problemas económicos, etc., y todo ello magnificado por la pandemia. Esa tensión produce estrés en el cuerpo, contribuyendo a problemas graves de salud, como las enfermedades cardíacas, presión arterial alta, y otros muchos trastornos mentales como la depresión o la ansiedad.

Algunas estadísticas y encuestas revelan cifras alarmantes. Se estima que nueve de cada diez españoles ha sentido estrés en algún momento del año, y que cuatro de cada diez (casi 12 millones de españoles) lo ha hecho de manera frecuente o continuada. La ansiedad la padecen en torno al 7.3% de la población española, del cual el 9.7% son mujeres y el 4.7% son hombres.

Este mal que azota al primer mundo se ha transformado en una de las pandemias más silenciosas y letales. Pero existen técnicas con las que combatir a este mal, desde algunas basadas en la meditación, o el yoga, la risoterapia, hasta otras menos conocidas pero igualmente efectivas…

Las mejores técnicas para luchar contra el estrés y la ansiedad

No hacer nada: la mejor terapia contra la ansiedad y el estrés

Técnica relajación muscular progresiva: meditación, ansiedad

No hacer nada es hacer mucho cuando se trata de salud mental. De hecho, no solo te servirá para combatir el estrés y la ansiedad, también te puede ayudar a ser mucho más productivo. De hecho, personajes históricos como Descartes o Isaac Newton desarrollaron algunas de sus obras en momentos ociosos.

El cerebro necesita alimento y oxígeno, pero también descanso. Desgraciadamente, en una sociedad hiperconectada es complicado “desconectar”. A veces piensas que estás descansando, pero realmente no es así. Estás escuchando música, viendo la TV, o mirando tu móvil. Eso no es descansar para tu cerebro.

Por eso, muchos especialistas en psiquiatría y psicología están destacando “el no hacer nada” como una buena terapia para combatir el estrés y la ansiedad. De hecho, Andrew J. Smart ha dedicado un libro a tratar de explicar los beneficios de esta técnica en  El arte y la ciencia de no hacer nada.

Para poder realizar esta técnica, debes apagar toda tecnología que te rodee o evitar cualquier cosa que te pueda distraer. Simplemente debes relajarte y no pensar en nada de forma intencionada, simplemente dejar que la mente funcione en modo “piloto automático”.


- Publicidad -