martes, 13 abril 2021 10:11

Orange se juega parte de su futuro con las tarifas 5G: ¿mantendrá precios?

Orange España vive un momento de inflexión. Los últimos resultados anuales presentados hace unos días dejan al operador naranja con una caída de ingresos del 5,9% con respecto al ejercicio anterior. El covid tiene parte de culpa, pero la estrategia ‘low cost’ que han tomado las compañías, también. Y en este escenario llega el 5G, que debería ser una palanca para aumentar la rentabilidad, aunque las primeras tomas de contacto invitan a pensar lo contrario.

Según un reciente informe de Barclays al que ha tenido acceso MERCA2, la visión general es de incertidumbre. De hecho, la casa de análisis asume que 2021 será un año de transición para el grupo en su conjunto. En cuanto a la filial española, uno de los puntos de interés lo centra en el 5G. En concreto sobre el impacto que debería tener sobre las cuentas. Aunque se muestra muy pesimista.

En estos momentos, y a falta de la subasta de espectro de la banda de 700 Mhz, que será la frecuencia que refuerce las funcionalidades del 5G, los principales operadores de telefonía ya ofrecen esta tecnología en su conectividad móvil. En el caso de Orange, lo hace con sus tarifas de ‘solo móvil’ y también con las ofertas convergentes.

El informe marca que los operadores están cometiendo un error: ofrecer promociones de 4G y 5G con el mismo precio. De hecho, como la cobertura todavía no es a nivel nacional, alguien que tenga un terminal móvil con capacidad de conexión 5G y contrate una tarifa en Orange, tendrá esta conectividad solo en algunas ciudades, mientras que en otros sitios tendrá 4G. Por lo tanto, se produce una situación extraña sobre los precios.

No obstante, los analistas asumen que la filial francesa debería atreverse a tener precios distintos para las tarifas 5G. Sobre todo, según aumente su rango de cobertura, y una vez se produzca la próxima subasta de espectro.

ORANGE Y LOS PRECIOS

Efectivamente el precio actual de las tarifas ‘solo móvil’ es similar entre los diversos operadores de telefonía, tengan o no 5G. Orange España, por ejemplo, tiene por 35€ una oferta con gigas ilimitados para navegar, llamadas también ilimitadas, y con capacidad de conexión 5G.

Tomando como referencia a los principales operadores, los precios se sitúan entre los 32€ (o algunas ofertas de OMV algo más bajas) y los 38€. Esto con la indiferencia de que sea 4G o 5G. Incluso con las diferenciaciones que hace Vodafone España de velocidad, tampoco hay mucha variación.

EL MEJOR 5G, ¿Y SIN APROVECHARLO?

“Seremos el operador con la mejor velocidad 5G y la red 5G más potente. Será una verdadera ventaja para nuestros clientes”. Esta confesión la realiza el CEO de Orange España, Jean-François Fallacher, en una entrevista con ADSLzone.

El máximo responsable del operador en nuestro país no escatima en buenas palabras para su tecnología. Lógico. El problema, tal y como explican los analistas de Barclays, es precisamente no ser capaz de monetizar de manera adecuada esas inversiones.

Por descontado, explican en el informe, que los casos de uso comercial serán ahora poco notorios. De hecho, su gran desarrollo se prevé que sea industrial. Pero también debería valer en el ámbito residencial, sobre todo cuando se tiene tan buena red, como presume el CEO de Orange España.

Además, tal y como explicó Fallacher a la prensa el día de la presentación de resultados, la compañía está experimentando en estos momentos una recuperación en el volumen de captación de clientes. El problema, y esto es algo que afecta al conjunto del sector, es que siguen en una guerra de precios que está erosionando las cajas de todos los operadores. Mientras que mantienen carteras Premium de clientes con tarifas muy altas, la adición de nuevos usuarios de produce en las marcas ‘low cost’ a un menor coste.

“Un año de transición”. Y con CEO nuevo. Orange España tiene en este 2021 un punto de inflexión. Una subasta de espectro donde apostarán con todo, y una reordenación de marcas que debería impulsar sus negocios de mayor valor añadido. Todo ello con una reformulación del negocio mayorista, algo que Fallacher se ha puesto como prioridad. Solo falta ver qué harán con los precios del 5G. Aunque visto lo visto…


- Publicidad -