lunes, 18 octubre 2021 19:28

Lar España salva las rebajas pese a la nieve y las restricciones

El paso de la borrasca ‘Filomena’ por nuestro país ha dejado la mayor nevada del siglo en Madrid, provocando el cierre en la capital de la mayor parte de centros y parques comerciales durante la jornada del sábado 9 de enero tras quedar sepultados por la nieve. Un hecho que ponía en peligro la temporada de rebajas que había dado el pistoletazo de salida dos días antes. Pero no ha sido así.

En declaraciones a MERCA2, el operador de centros comerciales Lar España nos cuenta que este temporal de nieve ha tenido una incidencia “poco relevante” en sus instalaciones. De hecho, solo dos centros no pudieron abrir durante la jornada del sábado, uno de ellos fue el parque comercial Rivas Futura, pero desde el domingo día 10 vienen desarrollando su actividad con “total normalidad y buenas afluencias”.

Al temporal de nieve se le suma otra piedra en el zapato a los grandes propietarios de centros comerciales, que son las medidas restrictivas aplicadas por las autonomías para frenar la incidencia del coronavirus. “La campaña de rebajas se está desarrollando hasta ahora de forma bastante normalizada, teniendo en cuenta que algunos centros están afectados por medidas de sus respectivas autonomías”.

DIVERSIFICACIÓN Y RESILIENCIA

En este sentido, la compañía liderada por Miguel Pereda cree que “la diversificación de los centros por toda España y su emplazamiento en zonas de alto nivel adquisitivo suponen, de entrada, dos importantes ventajas cualitativas”.

Además, desde Lar nos explican que las actividades comerciales que se han mostrado más resilientes durante la pandemia ocupan el 43% de la superficie alquilable total. “Son centros que ofrecen entornos sostenibles y seguros, que a medio plazo van a ser claves para la normalización de la vida social y la actividad comercial”.

En las últimas semanas, los centros y parques comerciales han venido adaptándose a las sucesivas medidas de control y restricción planteadas por las distintas comunidades autónomas. En la actualidad, de los 15 centros del portfolio de Lar España, 12 desarrollan su actividad con normalidad y tres lo hacen con restricciones comunitarias.

Sus activos se muestran resilientes y esto les permite afrontar los retos del actual contexto. Según los datos de la compañía, entre julio y septiembre, las afluencias pasaron respectivamente del 91% y 92% en julio de 2020 hasta el 96% el pasado septiembre. La compañía confía en que, a medida que se aplane la curva y se avance en la vacunación, los centros recuperen y mejoren afluencias y ventas con la misma rapidez.

Además, a finales de 2020, las ventas en los centros y parques comerciales de Lar España estaban en niveles equivalentes a las del año anterior. “Las encuestas de satisfacción demuestran que los clientes se mantienen fieles a la compra en centros, que siguen considerando muy seguros”, afirman.

En cuanto a inquilinos, la ocupación de los centros de Lar España a septiembre de 2020 era del 96%, una cifra muy próxima a la plena ocupación. Desde el inicio de la pandemia, la compañía ha procurado adelantarse, reforzando tanto las medidas de seguridad e higiene como el control tecnológico completo sobre accesos y afluencias.

Con la desescalada redobló la colaboración y alianza con inquilinos y ha renegociado con ellos contratos de alquiler a largo plazo por más del 98% de la superficie. “Hemos definido un modelo que se ha mostrado resiliente, que durante la desescalada ha aportado una rápida reactivación y que mostrará todo su valor cuando se recupere totalmente la normalidad”.

Por otro lado, en relación a las inversiones previstas, la compañía casi completó su programa de modernización de los centros a través de capex antes del estallido de la pandemia del covid-119. Y en los meses previos a la crisis sanitaria anunció la rotación de tres activos no estratégicos, cuya venta sigue en estudio.

Se trata de una cartera de locales comerciales arrendados a Eroski y de dos pequeños centros comerciales, Txingudi y Las Huertas.  Además, la compañía  insiste en que las decisiones sobre futuros proyectos no se tomarán hasta que la situación sanitaria haya terminado por completo.

UN AÑO DE OPORTUNIDADES

En lo que respecta a la posición de caja, es cercana a los 200 millones de euros, lo que permitiría afrontar los gastos de la compañía, incluidos los financieros, durante los próximos 4 ejercicios.

Para 2021 Lar España se muestra prudente pero optimista. «2020 fue un año de respuestas a la crisis sanitaria y esperamos que 2021 sea un año de oportunidades», afirman. Así, la socimi ha priorizado la seguridad y puesto en valor de sus activos. Si la pandemia limita finalmente sus efectos y la reactivación se desarrolla según la mayoría de las previsiones, los centros y parques comerciales van a ser un importante factor para la recuperación del consumo privado y del conjunto de la economía.

El retail se ha reivindicado como uno de los segmentos inmobiliarios más resilientes y capaces de adaptarse mejor a los distintos entornos de actividad y consumo. Están adaptados al nuevo entorno, generan experiencias diferenciales e incrementan tanto la fidelidad y la lealtad de marca como la continua adaptación al cliente y a su demanda de experiencias únicas y seguras.

OASIS SEGUROS Y PROTEGIDOS

En una entrevista concedida a MERCA2, el consejero de Lar España y consejero delegado de Grupo Lar, Miguel Pereda, aseguraba que el retail va a acelerar los cambios tecnológicos que ya estaba aplicando, consiguiendo multiplicar y personalizar la experiencia de los clientes gracias a esas nuevas tecnologías.

Y defendió la idea de que los centros “van a convertirse en un oasis comercial, protegido, seguro y lleno de alicientes. Hemos pasado un momento complejo pero, sin duda, estamos ante una excelente oportunidad”.


- Publicidad -