viernes, 27 mayo 2022 20:17

Movistar desmantela el histórico equipo de Canal+

José María Álvarez-Pallete afrontaba este verano con un nuevo quebradero de cabeza. Previsiblemente Telefónica iba a morir una vez más en la orilla de los derechos ligueros, cuyos principales paquetes iban a parar desde hace más de una década a Roures, gran experto en estas lides.

El problema posterior era que a continuación se abría para Movistar + un complicado culebrón mediático que normalmente concluía con Telefónica pasando por caja ante Mediapro. Esta situación no contemplaba simplemente un problema económico, sino estético: las negociaciones concluían en septiembre (situación que dificultaba la correcta comercialización de LaLiga y Champions League), amén de la humillación pública que suponía recomprar unos partidos por una cantidad superior por la que se había pujado. 

Pero Roures ya había advertido que se iba a bajar del frenético tren futbolero y que iba a apostar por la ficción. Y la renuncia de Vodafone a los paquetes millonarios de «El Partidazo» y Champions pudo precipitar la decisión del productor, que veía peligrar su margen de beneficio.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»77397″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Ante esta situación, Mediapro no puso toda la carne en el asador sobre la LaLiga y Telefónica «ganó» los principales derechos, llegando además a un acuerdo con la compañía catalana por la Champions. Con estos acuerdos Pallete compromete más de 4.000 millones de euros en los cuatro próximos cursos futbolísticos. ¿Y Mediapro? Roures se ha quedado con las cuatro líneas de negocio que le interesaban:

-Los resúmenes ligueros para mantener vivo su canal en abierto, GOL.

-La comercialización de la Liga para la hostelería por tres temporadas. La intención de Mediapro es implementar la exitosa estrategia de la Premier en bares y restaurantes. Por estos dos primeros apartados Roures desembolsa 481 millones de euros en tres ejercicios.

-La venta de los derechos ligueros en el mercado internacional entre las temporadas 2019/20 y 2023/24 por 4.485 millones de euros.

-La apuesta por la OTT Bein Connect, que tras las infructuosas negociaciones de Mediapro con Movistar estará reforzada por el Calcio, competición que ha generado gran expectación en nuestro país por la llegada de Cristiano Ronaldo al país transalpino.

Esta situación baja a Mediapro del barco de los operadores de los grandes derechos y la convierte en un privilegiado intermediario. Roures cerró este verano BeIN Sports tras quedarse sin la Champions y el próximo verano clausurará BeIN La Liga.

La pregunta es, ¿dónde irán a parar sus profesionales? La respuesta podría estar en el acuerdo entre Pallete y Roures por el cual el primero se evita humillantes recompras y el segundo se garantiza convertirse en uno de los proveedores de Telefónica. Los primeros acercamientos se han podido ver en la decisión de Movistar Liga de Campeones de utilizar a periodistas de BeIN como Rodrigo Fáez y Danae Boronat, tal y como avanzó Merca2 en exclusiva. Y estas «cesiones» podrían no ser las únicas

#VAMOS SE LLENA DE AMIGOS DE ROURES

Telefónica prepara el lanzamiento de #Vamos, un nuevo canal de producción propia que contará con varias personas cercanas a Jaume Roures. Uno de los cerebros que articularán el canal será Juan Andrés García Ropero, «Bropi», hasta ahora una de las manos derechas del magnate catalán en el área de contenidos de Globomedia. 

También se han incorporado al canal Juanma Castaño, cuya amistad con Roures se evidencia en las entrevistas que concede el productor a ‘El Partidazo de COPE’, y Susana Guasch, que comenzó su trayectoria en La Sexta cuando el canal estaba dirigido por «el brujo visitador de La Moncloa» (Cebrián dixit).

Esta lluvia de fichajes ha provocado la desintegración del histórico equipo de Canal + que nació en 1990. En los últimos tiempos han abandonado el proyecto Gaby Ruiz, Sixto Miguel Serrano, Nacho Aranda y Felipe Martín.

En abril también se conoció que Carlos Martínez dejaba de ser el director de contenidos deportivos de Movistar +, manteniéndose simplemente como narrador de las grandes citas, y «Maldini» advierte cariacontecido como cierran ‘Fiebre Maldini’ tras 12 años en antena. También se ha visto afectado por esta revolución Santi Cañizares, que deja ‘El día después’ para convertirse en comentarista de los encuentros del Valencia en la Champions League.


- Publicidad -