Telefónica

Telefónica se convierte en una de las primeras compañías en desarrollar pautas éticas de Inteligencia Artificial (IA) con fines positivo para la sociedad basados en la integridad y la transparencia, según un comunicado de dicha empresa.

Los principios, aprobados por el Comité Ejecutivo, hacen hincapié en la igualdad e imparcialidad, la transparencia, la claridad, la privacidad y la seguridad. Son normas que aplican en todos los mercados en los que opera la multinacional y se extienden a toda su cadena de valor, a través de socios y proveedores.

De esta forma, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha remarcado que los avances deben contribuir a hacer que la sociedad sea más inclusiva y ofrecer mejores oportunidades para todos. En este sentido, la IA puede ayudar a cumplir estos objetivos.

El PP se plante ante Ciudadanos: “hasta aquí hemos llegado” ¿Elecciones 2018?

El vaso de la paciencia del PP está al borde, o al menos eso dicen en Génova 13, sede de los populares. Como ya...

A partir de ahora, Telefónica evaluará los proyectos que incluyan Inteligencia Artificial con arreglo a los siguientes principios éticos con el objetivo de humanizar el uso de la tecnología en beneficio de todos. Las aplicaciones de la tecnología de IA deberán dar resultados justos y transparentes, los usuarios serán conocedores sobre qué datos se utilizarán y para qué. Además, las Políticas de Privacidad y Seguridad de la Compañía cobran mayor importancia para preservar los datos tanto personales como anónimos y agregados. La IA estará al servicio de la sociedad, comprometiéndose a ayudar a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por último, Telefónica se compromete a verificar la lógica y los datos utilizados por los proveedores.

La multinacional se ha propuesto redoblar sus esfuerzos para evitar tendencias y usos inadecuados de la Inteligencia Artificial. En palabras de Álvarez-Pallete, “nos preocupa la posible utilización de la inteligencia artificial para la creación o difusión de noticias falsas, la adicción a la tecnología y el posible refuerzo del sesgo social en los algoritmos en general”. Ha continuado diciendo “Estos fenómenos minan la confianza de nuestros clientes, nuestro bien más valioso y frenan el desarrollo de una sociedad más justa. En consecuencia, haremos todo lo que esté en nuestra mano para colaborar en otras entidades de cara a erradicarlos”.

Con este nuevo acuerdo, lo que hace Telefónica es situar a las personas en el centro y respetar los derechos humanos en cualquier entorno y proceso en los que se encuentre la IA.

Comentarios