Jacinto Roca está siendo incapaz de que Rakuten TV haga sombra a Netflix.

En el verano de 2012 Rakuten apostó por competir con Netflix al adquirir una prometedora startup española, Wuaki.tv. El ‘Amazon nipón‘ confió en la promesa del confundador y CEO del videoclub online, Jacinto Roca: competir de tú a tú contra Netflix y largarse dentro de “cuatro o cinco años”.

Han pasado seis, la plataforma sigue sin dar visos de mejora y Jacinto Roca no tiene intención de marcharse de Wuaki, renombrada el año pasado como Rakuten TV para relanzarse y aprovecharse de las sinergias de los patrocioios de su matriz: el FC Barcelona, a cambio de 60 ‘kilos’ por temporada, y los Golden State Warriors.

La plataforma apuesta en la actualidad por una doble modalidad para competir contra otros gigantes: Rakuten TV, servicio transaccional de estrenos de películas, y Rakuten Wuaki, un sistema de ‘tarifa plana’ con series y películas.

LOS ACUERDOS DE RAKUTEN

Rakuten TV mantiene las viejas alianzas de Wuaki: las tecnológicas (LG, Samsung, Panasonic y Philips) y las de contenidos (las americanas Warner Bross, Paramount, Walt Disney y Sony Pictures, a los que se le acaba de añadir Carton Network) y las españolas (Filmax, Aurum y Vértice). También son partnerships de la compañía Orange y La Caixa.

Rakuten
Netflix está barriendo del mercado a Rakuten sin demasiadas dificultades.

Rakuten también se reforzó con otra plataforma audiovisual, Viki, en plena época de despegue de la compañía con varias adquisiciones: Buy.com (EE UU), Play.com (Inglaterra), PriceMinister (Francia), Ikeda (Brasil), Tradoria (Alemania) y Kobo (Canadá).

Pero pese al evidente poderío demostrado, Rakuten TV sigue sin hacer sombra a Netlfix, HBO o Prime Vídeo pese a que en las notas de prensa saca pecho por ser “una de las plataformas de Video-On-Demand líderes en Europa”.

SEIS MILLONES DE ABONADOS CONTRA MÁS DE CIEN

Rakuten TV está apostando de forma tímida por crear su propio contenido. Lo ha hecho con dos películas en sus dos principales mercados, en los que acumula el 40% de sus clientes: el film alternativo español ‘Alegría tristeza’ (que llega el 16 de noviembre pese a su nula promoción) y la película británica ‘Hurricane’, ambientada en la II Guerra Mundial.

No es casual que Rakuten apueste por el cine porque este género es su principal diferenciación respecto a Netflix, que pese a ello cuenta con un catálogo cinematográfico superior en títulos al de su competidor, que además tiene el lastre de vender las películas propias por ‘pay per view’ y no las incluye en su modo de ‘tarifa plana’.

Más bombo y platillo están utilizando con el estreno de la serie ‘Capa y Puñal’, con personajes del universo Marvel. Pese a que este título sirva de ‘enganche’ seguirán a años luz de Netflix, que superó a inicios de año los 100 millones de abonados a nivel mundial.

Rakuten TV aspira por su parte a alcanzar los 6 a final del año y ahora está lanzando una campaña para emitir las películas recién salidas del cine como principal elemento diferenciador con sus competidores.

WUAKI: UNA RUINA PARA RAKUTEN

Entre 2010 y 2016 Wuaki.tv, hoy Rakuten TV, acumuló importantes pérdidas. Pese a los números Jacinto Roca lanzó en una reciente entrevista en La Vanguardia un mensaje autocomplaciente en el desplegó un articulado discurso sobre la televisión de pago.

“El espectador tiene hoy una actitud más activa que hace diez años, cuando se sentaba ante el televisor y recibía el entretenimiento que decidía otra persona. Ahora él decide qué quiere ver, cuándo y dónde”.

El CEO afirma que hoy en día “el espectador tiene hoy una actitud más activa que hace diez años, cuando se sentaba ante el televisor y recibía el entretenimiento que decidía otra persona. Ahora él decide qué quiere ver, cuándo y dónde“.

También explicó que “ya no sólo existen tres, cuatro o cinco grandes cadenas, sino que cualquiera puede crear un canal de televisión y desarrollar contenidos propios a través de una aplicación: los costes de producción son cada vez más bajos, la creatividad se democratiza y las alternativas crecen”.

El tercer cambio que advierte es que hoy en día “existen más nichos de mercado. Antes estaban los que les gustaban las películas, las series y los documentales, pero ahora también están los que les gustan los filmes antiguos, los de terror, las series de ciencia ficción o intriga, el formato maratón”.

Comentarios