trabajador extranjero

Si tienes intención de contratar en tu empresa a un trabajador extranjero, debes conocer los trámites que se aplican en cada uno de los casos.

Existen diferentes tipos de trámites según los casos concretos. Los más comunes son aplicables a los extranjeros no residentes, para renovar sus permisos de trabajo y/o residencia, la autorización para poder trabajar durante un tiempo determinado así como los extranjeros que residen sin permiso de trabajo. Todos ellos son relativos a extranjeros que no pertenecen a la Unión Europea, pues en esos casos la Ley los cubre de forma diferente.

Cada uno de ellos forma parte de un trámite distinto. Si no controlas mucho sobre el tema pero estás pensando en contratar a un extranjero en tu negocio, es bueno que repases algunos puntos clave que te ayudarán a tomar la mejor decisión y hacerte con las riendas del contrato.

Procedimiento para obtener una autorización de residencia temporal y trabajo

procedimiento

Para poder obtener una autorización de trabajo por cuenta ajena, la situación nacional de empleo debe permitir la contratación del extranjero.

Sin embargo, existen casos en los que no se contempla esta situación. Por ejemplo, si eres cónyuge o hijo de un extranjero que reside en España; para refugiados y apátridas; si has nacido o resides en España; menores extranjeros tutelados, etc.

También gozarán de este beneficio aquellos trabajadores considerados como altamente cualificados (especialistas); aquellos designados para cubrir puestos de confianza; y los trabajadores que son necesarios para montar o reparar los equipos importados, entre otros.