Esta semana se ha conocido la inversión realizada Francisco García Paramés, gestor de Cobas Asset Management y ex Bestinver, que ha adquirido un 3,048% del capital de Vocento, un paquete de acciones que estaría valorado en torno a los cinco millones de euros. Barnibla, que controla Cobas Asset Management, es quien ha realizado la operación y se convierte, por tanto, en uno de los accionistas significativos en el medio de comunicación, según consta en el registro de la CNMV.

Una operación que podría tener respaldo en una mejora de la publicidad en medios y que podría favorecer a las compañías cotizadas. En los tres primeros meses del año la inversión publicitaria en medios ha ascendido a 976,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,2% respecto al primer trimestre de 2016, según datos del estudio i2p, realizados por la consultora Media Hotline. Además, se aprecia como el incremento ha sido superior en Internet (+7,2%), Radio (+5,8%) y Televisión (+4,1%). Además, las perspectivas para este año son positivas y se prevé un aumento del 2,2% en la inversión publicitaria, hasta alcanzar los 4.300 millones de euros, tal y como muestra la tabla inferior. Pero, ¿por qué Paramés ha decidido invertir en Vocento y no en otra cotizada del sector como Prisa?

Si nos fijamos en la filosofía de inversión de la gestora Cobas Asset Management destaca que buscan comprar activos infravalorados con el objetivo de preservar (y si es posible, aumentar) a largo plazo el poder adquisitivo de los ahorros de los clientes, intentando anticiparse a la evolución a largo plazo de los activos. Por tanto, a juicio de Paramés, la compañía se encontraría bastante por debajo de su precio real.

Si analizamos los fundamentales tanto de Vocento como de Prisa existen grandes diferencias. Una de ellas es la evolución del apalancamiento. Vocento ha logrado durante el ejercicio 2016 reducir su deuda neta desde los 108,8 millones de euros hasta los 66,4 millones de euros mientras que su beneficio operativo (ebitda) ha caído desde los 47,6 millones hasta los 42,1 millones. Es decir, su ratio de apalancamiento (deuda neta / ebitda) ha pasado de 2,28 veces a 1,57 veces, y a pesar del descenso del beneficio operativo. Por su parte, Prisa ha obtenido un beneficio operativo prácticamente idéntico al del ejercicio anterior (248,9 millones) mientras que su deuda se ha reducido desde los 1.660 millones hasta los 1.486 millones. Por tanto, el ratio de apalancamiento cae desde las 6,68 veces hasta las 5,97 veces. Un ratio todavía demasiado elevado y muy superior al de su rival, Vocento (1,57 veces).

El apalancamiento de Vocento es de 1,57 veces frente a las 5,97 veces de Prisa

En cuanto a la evolución de los beneficios el comportamiento es prácticamente similar en ambos casos. En 2015 obtuvieron beneficios ambas (5,3 millones Prisa y 4 millones Vocento) mientras que en el ejercicio finalizado y con la reforma del impuesto de Sociedades ambas dejaron atrás los números verdes y obtuvieron pérdidas (67,9 millones Prisa y 60 millones Vocento) que no se hubieran obtenido de no haberse llevado a cabo dicha reforma.

Un comportamiento similar de los beneficios que no muestra una clara diferencia entre ambos grupos. Diferencia que sí se obtiene si nos fijamos en el liderazgo en prensa de información general de Vocento con una cuota del 24,8% frente al 13,7% que presenta el Grupo Prisa. Eso si, Prisa logra batirle en posicionamiento en Internet con una audiencia de 19,6 millones de usuarios frente a los 19 millones con los que cuenta Vocento.

La diversificación del Grupo Prisa, presente en multitud de países latinoamericanos, ha sido un motivo de crecimiento de las cuentas en el pasado pero en la actualidad supone todo lo contrario debido a la contracción económica que ha experimentado América Latina en 2016 y al impacto negativo del tipo de cambio. Además, las proyecciones económicas para la región por parte del FMI muestran un posible crecimiento del 1,1% para este año (Brasil podría volver a la senda del crecimiento) en América Latina mientras que suponen un 2% para 2018. Niveles aún inferior al crecimiento de España, para el que las previsiones reflejan un aumento del PIB del 2,6% este año y de un 2,1% para 2018.

Por tanto, las ventajas de Vocento respecto a Grupo Prisa radican en un menor endeudamiento que hace más sostenible el futuro de la compañía (Prisa puede verse obligado a vender Santillana para reducir su deuda), un claro liderazgo en prensa y una nula diversificación geográfica que se ve favorecida de las mejores proyecciones económicas de España frente a América Latina y que puede ser más positivo para sus cuentas.

Fuerte subida en bolsa

La entrada de Paramés, que se ha conocido al cierre de mercado del martes, ha sido recibida positivamente por el mercado y el precio de las acciones se ha disparado hasta su nivel más alto desde 2015. Una buena noticia que se produce en un mes en el que no sólo se ha producido este movimiento en el capital puesto que Jaime Castellanos, a través de la sociedad Casgo, había vendido su participación del 3,99%