Buenas noticias en el seno del operador español. Tras proyectos absurdos como Aura, y vaivenes como los relativos a la televisión y los derechos del fútbol, al fin aparece una novedad tangible de Telefónica, que afecta al negocio. En el horizonte se vislumbra una nueva línea de ingresos bajo la Presidencia de José María Alvarez-Pallete. Será la de facilitar préstamos personales a sus clientes.

Se llama Movistar Money, una plataforma por la cual el operador promete facilitar préstamos personales de hasta 3.000 Euros. En un mundo en el que se dice que estamos a la espera de que los gigantes de Internet, como Apple, Facebook o Google den un paso de gigante y “ataquen” el nicho de mercado de las finanzas personales, es muy interesante que Telefónica de un paso al frente y apueste por una línea de negocio innovadora.

Por supuesto no es el primer operador que lo hace. Orange ya dio el paso en Francia de lanzarse a la actividad bancaria este año, con Orange Bank. Una iniciativa que llegará a España a lo largo del segundo semestre de 2018, y en el que la operadora francesa quiere ofrecer cuentas, depósitos, tarjetas y créditos. Todo ello gracias a la compra del 60% de Groupama, que le dio la oportunidad de tener licencia bancaria en el Viejo Continente, por lo que está previsto que actúe en muchos más Estados. De hecho, estiman que pueden tener por esta vía unos ingresos a finales de 2018 de 400 millones de euros.

Aunque no sean los primeros, el hecho es que este lanzamiento tiene toda su lógica. Puede ser una buena idea para que los operadores, con su inmensa base de datos de clientes logren aumentar su ARPU. Si sale bien tiene sentido exportarlo a otros mercados donde operan hace años, cada uno con sus particularidades, no sólo en España.

Se trata de “un nuevo servicio de préstamos al consumo pre-concedidos con el que los clientes de la compañía podrán obtener de forma inmediata y sencilla préstamos de hasta 3.000 euros sin documentación ni comisiones de apertura o de estudio”. El TAE 16,48% del ala (1,5% por debajo del 18% se considera según reciente sentencia del Supremo como usura). Es decir por 3.000 Euros cobran 3.762 Euros en 3 años. Un beneficio neto de 762 Euros.

A Telefónica el mercado le financia al 3,48%, y ellos pretenden financiar créditos al consumo al 16,48% TAE. Además el riesgo que asumen es mínimo ya que la operativa la asume Caixabank.

Digo yo que ya puestos, el operador podría hacer un test piloto, -aquí yo, colaborando con la causa, y dándoles ideas de negocio alternativas-, y ofrecérselo en primer lugar a todos sus empleados en condiciones crediticias muy ventajosas. Algunos habitantes de Distrito C podrían aprovecharlo para pagar sus tratamientos de lipoatrofia causados por el edificio “inteligente” y no resueltos con la solución de marras que se ofrece a los afectados: “una plantita, una silla nueva y un humidificador“. 🙂

Hablando de nuevo en serio, el servicio está disponible para algunos clientes. En concreto los que hayan trabajado con anterioridad con Telefónica Consumer Finance (TCF), que era la encargada de la financiación de terminales móviles para clientes de Movistar. TCF se creó en 2014, está constituida al 50% entre Telefónica y uno de sus habituales partners, CaixaBank. Es esté último el responsable final del backoffice y licencia bancaria, y de casi toda la operativa. Eso deja a Telefónica en el papel de apenas aportar la marca, comunicación y marketing a su base de clientes. Al menos en descargo del operador esto les hará menos responsables del tipo de interés abusivo, cercano a la usura del servicio, que posiblemente esté ideado en CaixaBank.

Será interesante ver qué condiciones crediticias evoluciona, y si logra competir con los Zaplo, Cofidis, Cetelem etc.

Me resulta llamativo este giro, porque al contrario de lo que estamos acostumbrados en los últimos tiempos, se trata de un negocio real, que por fin debería generar euro nuevo, y no de un producto fachada-marketing (Wayra) o algo irrelevante a nivel negocio, que no es una necesidad del común de los mortales y que ni siquiera ellos son capaces de lograr explicar (Aura, el nuevo Bluff de Telefónica).

La empresa más endeudada de España, con una deuda viva de 48.000 millones de euros tirará de expertise para poder prestar dinero a sus propios usuarios que de esta manera quedaran endeudados con la misma. Es una pescadilla que se muerde la cola. ¿Generará un agujero negro que nos engullirá a todos? Cuanto menos el concepto es divertido.

Con algo de maldad podríamos calificarlo como un paso casi necesario para los usuarios de Movistar tras las constantes subidas de tarifas de los últimos meses. En concreto 4 veces han subido precios en lo que va de 2017. Es de agradecer que ahora te financien después de eso ya que te la están clavado. Tiene bemoles la cosa. Al final se cierra el círculo y todo queda en casa. Te cobro más, te lo financio. Gano en ambas cosas.

Por cierto, sea como fuere he leído con atención lo publicado sobre Movistar Money en otros medios. Como siempre mucho copia pega de nota de prensa, y mínima critica a que la primera empresa del país pretenda cobrar un 16,4% de interés TAE, cercano al abuso a sus propios clientes. Según el Tribunal Supremo un 18% es usura y ese tipo de interés está muy cercano a ella. Sí, es cierto que otras compañías pseudo piratillas dan créditos rápidos al consumo al 20%. Es usura y debería pararse. Pero no son desde luego ni Telefónica ni CaixaBank.

Veremos cuánto dura la aventura, y si lo ejecutan bien, o lo hacen como siempre.

Comentarios