mareo

A día de hoy, una de las razones por las que las personas adultas acuden a su médico, es por sufrir un mareo constante. Las razones por las que se puede producir este problema son varias, y es por ello que no podemos tratarnos a nosotros mismos como creamos conveniente.

Eso sí, es muy importante conocer las razones por las que esto nos sucede, al menos así será más fácil explicarle al médico qué sentimos, cuándo y por qué. Tener un poco de orientación tampoco viene nada mal, así que a continuación te dejamos los motivos más habituales por los que sufrimos de mareo.

Tener sensación de vértigo produce mareo

migraña

Para los que lo desconozcan, el vértigo es una sensación irreal de que el entorno se mueve o está girando. Si hay un trastorno en el oído interno, el cerebro recibirá señales de este que no coinciden con la información que le llega de los ojos y los nervios sensoriales. Esto quiere decir que el mareo producido por el vértigo se debe a que la actividad cerebral intenta poner la confusión en orden.

Por un lado, tenemos el vértigo Postural paroxístico beningno. Es un trastorno que provoca una sensación breve aunque intensa y por supuesto falsa, de que estás girando o en movimiento. Esto sucede debido a que has hecho un movimiento rápido con la cabeza, como cuando te levantas rápido o recibes un golpe en la cabeza. También podemos sufrir una infección, la viral del nervio vestibular puede producir vértigo intenso y constante. En el caso de que también pierdas de forma repentina la audición, podrías tener laberintitis.

Otra posibilidad es la enfermedad de Ménière, la cual implica una acumulación excesiva de líquido en el oído interno. Esta se caracteriza por situaciones de vértigo repentino que pueden durar horas. Durante este tiempo puedes experimentar pérdida de audición, sensación de taponamiento del oído o zumbidos. Por último, las migrañas, quienes las sufren pueden pasar por eventos de vértigo u otro tipo de mareo.