Desde su compromiso con el Príncipe Felipe, Letizia Ortiz ha dado mucho de que hablar. Una mujer divorciada, periodista y republicana que apoya al colectivo LGTB y la ley del aborto, todo lo contrario a lo que se espera de una futura Reina de España. Pero Felipe se enamoró de ella y tras muchos contratiempos, sus padres, Don Juan Carlos I y Doña Sofía, decidieron aprobar el matrimonio.

La cuestión es que parece que Letizia aún no ha entendido que, una vez ha entrado en la Casa Real, sus ideales deben quedar en un segundo plano y tiene que adaptarse a las ideas más conservadoras de la Monarquía Española. Ahora bien, ¿Lo ha conseguido? Aunque a veces parece que sí, lo cierto es que Letizia Ortiz aún muestra su verdadera cara.

3El pasado republicano de Doña Letizia

Antes de contraer matrimonio con Don Felipe de Borbón, Letizia Ortiz era una firme defensora de la república. No creía en la monarquía, es más, para ella debía eliminarse por completo. Y no solo ella pensaba así, su padre y algunos familiares, la mayoría, también apoyaban esta idea.

Pero todo cambio cuando Letizia se convirtió en el capricho de Felipe. Él se había enamorado de su sabiduría e inteligencia y ella de lo buena persona que es (o de su posición, que todo es posible). Desde entonces, hemos visto como Letizia no ha vuelto a pronunciar nada al respecto sobre la república, es algo que está terminantemente prohibido.

Parece ser que Letizia ha preferido escoger la cartera antes que los ideales, como muchos otros a lo largo de la historia.