Inditex
Daniel Rodrigues/Bloomberg

La compañía textil Inditex ha cerrado el primer trimestre de su año fiscal –desde el 1 de febrero al 30 de abril–  con 7.448 establecimientos en el mundo, frente a los 7.475 que tenía en 2017, por lo que continúa con su proceso de cierre de tiendas logrando, además, un beneficio neto de 668 millones de euros (un 2% más) y una ventas históricas de 5.654 millones, un 2% más.

Durante el primer trimestre, la compañía amplió su plataforma de comercio electrónico a Australia y Nueva Zelanda, al tiempo que las cadenas del grupo abrieron tiendas en 36 mercados. La firma gallega continuó con la política de absorciones de unidades más antiguas y pequeñas, por un lado, y de ampliaciones y reformas, por otro, terminando el trimestre con 7.448 tiendas, 27 establecimientos menos con los que cerró 2017.

Así, el pasado año fiscal, abrieron 524 tiendas nuevas en 58 mercados (183 aperturas netas), mientras que absorbió 341 unidades más pequeñas, en línea con la estrategia de optimización del espacio comercial iniciada hace cinco años. El grupo terminó el ejercicio de esta forma con 7.475 tiendas y con la incorporación de un nuevo mercado, Bielorrusia.

H&M

El conflicto laboral en H&M se reaviva con huelgas indefinidas

El Comité de Empresa del centro logístico y la sección sindical de H&M en Torrejón de Ardoz (Madrid) ha convocado una huelga de manera indefinida.

A pesar de estos cierres, la empresa registró un beneficio neto de 668 millones de euros durante el primer trimestre de su año fiscal 2018-2019, lo que supone un aumento del 2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas de Inditex se situaron en 5.654 millones, un 2% más, alcanzando un nuevo máximo histórico para el periodo. A tipo de cambio constante, la cifra de crecimiento de las ventas ha sido del 7%, lo que demuestra, según la firma, un “robusto” crecimiento en un trimestre caracterizado por el impacto de las divisas.

Respecto a la plantilla de Inditex, cabe recordar que la compañía repartió el pasado abril 42 millones de euros entre unos 88.000 empleados de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales con más de dos años de antigüedad.

De esta forma, el grupo fundado por Amancio Ortega continúa en la senda del crecimiento en su primer trimestre fiscal, aunque con aumentos más moderados.