facebook
Fuente: Bloomberg

Con el sopor del verano, y la falta de grandes noticias, se ha convertido en algo bastante curioso la entrada de Facebook en el panorama futbolístico. En concreto, LaLiga Santander y la red social más grande del mundo han llegado a un acuerdo que llevará todos los partidos de la primera división del fútbol español a Asia de forma gratuita durante las tres próximas temporadas, empezando con la campaña 2018/2019, que arranca el próximo 17 de agosto.

La noticia ha causado cierto revuelo, sobre todo porque llega semanas después de que los operadores de telefonía hayan tenido en España una pelea por la recompra de derechos. Primero sobre Mediapro y LaLiga; y una vez adquiridos por Telefónica, siendo una disputa de costes entre ellos.

Sobre lo que se sabe por ahora, LaLiga ha señalado que los 380 partidos de LaLiga Santander podrán ser vistos totalmente gratis por los usuarios de Facebook en ocho países: India, Afganistán, Bangladés, Bután, Nepal, Maldivas, Sri Lanka y Pakistán.

Movistar

Orange y Movistar: cuando tener todo el fútbol cuesta 1.000 euros

Desde hace unos días los móviles de miles de españoles no dejan de sonar. “Hola, soy Fulanito, le llamo desde…”, “... el objetivo de...

Además de los partidos, que estarán disponibles en la página oficial de Facebook de LaLiga y en las propias de cada club, se ofrecerá una cobertura desde un estudio interactivo y que será conducida por el presentador de televisión Joe Morrison.

Al margen de la curiosidad, y el hecho de que finalmente un gran OTT haya entrado en el negocio del fútbol, lo cierto es que esta acción puede suponer un antes y un después en las próximas subastas de derechos y, lo que es más importante, puede generar que la espiral inflacionista por los costes del fútbol sea todavía más alta.

¿QUIÉN CONTROLARÁ LOS PRECIOS?

Oferta y demanda. Simple. Si en las próximas subastas sobre los derechos del fútbol hay más agentes pujando, tanto para LaLiga como la Champions League, todo hace indicar que el precio seguirá subiendo. Lógica económica.

Lo único que podría salvar a los operadores de telefonía es que Facebook, o incluso Amazon, Netflix, o quien sea, no entren en las pujas como actores libres, sino que lo hagan como socios de las propias compañías. Algo, por otra parte, que tendría sentido. Básicamente porque los operadores ya tienen la logística, despliegues y decos de televisión, y así, estas plataformas, podrían televisar los partidos a través de ellos. Además, ambos se complementarían. Unos tienen el dinero y los otros los recursos.

Así sería el escenario ideal. Pero está por ver que ambos bandos vayan de la mano. Algo que, por ahora, no han conseguido esta temporada. Lo único cierto es que si entra otro competidor y los precios siguen al alza, a lo mejor algún día, de verdad, sí dejarán se subvencionar el fútbol para sus clientes.

Comentarios