Logo de Android Q en smartphone

Android Q o Android 10 es la nueva versión del sistema operativo de Google para dispositivos móviles. Aún no está del todo lista, por tanto debes esperar a que lancen la versión final este mismo verano. Se espera que se pueda dar a conocer en agosto. Por el momento, solo te puedes contentar con probar las novedades en la Beta 4.

No todos los dispositivos móviles (tablets y smartphones) serán compatibles con esta nueva versión de Android. Por tanto, antes deberías conocer si es o no compatible con tu dispositivo. Hay que ser cauto o podrías terminar con un móvil que no sirve para nada si instalas la nueva ROM incompatible.

Gracias a Project Treble, Android Q Beta está disponible para diferentes dispositivos móviles conocidos, con una ROM preparada.

Compatibilidad

Es cierto que puedes instalar Android Q, en teoría, en cualquier dispositivo que cumpla los requisitos mínimos, pero te arriesgas. Es mejor hacer uso de las ROMs que aportan los desarrolladores para esta lista de dispositivos:

  • ASUS ZenFone 5Z
  • Essential Phone
  • LG G8
  • Nokia 8.1
  • OnePlus 6T
  • OPPO Reno
  • realme 3 Pro
  • Sony Xperia XZ3
  • TECNO SPARK 3
  • Vivo X27
  • Vivo NEX S
  • Vivo NEX A
  • Xiaomi Mi 9
  • Xiaomi Mi MIX 3 5G
  • Google Pixel 3
  • Google Pixel 3 XL
  • Google Pixel 2
  • Google Pixel 2 XL
  • Google Pixel
  • Google Pixel XL

Si quieres probar Android Q, dada la etapa de desarrollo y el riesgo que implica instalar una nueva ROM, solo sería recomendable si tienes un móvil viejo o que no usas. Pero no recomiendo hacerlo en un nuevo móvil. Puedes esperar a la salida de la versión final para instalarlo mediante una nueva ROM en tu móvil diario, y así estar más seguro de no tener ciertos problemas o funciones que no terminan de funcionar del todo al ser un Beta.

Una vez esté disponible la versión final, los fabricantes compatibles y con actualizaciones mediante OTA irán recibiendo las actualizaciones para que los usuarios puedan tener este nuevo Android en sus terminales sin apenas esfuerzo, simplemente actualizando y nada más.

Cómo probar Android Q sin riesgos

Si no dispones de un dispositivo de los listados anteriormente ni tampoco quieres esperar a tener la versión final para actualizar, e incluso si tu dispositivo no es compatible con Android Q, tienes aún una posibilidad. Además, se trata de la posibilidad más segura para todos los usuarios, puesto que no implica riesgo alguno.

Para ello necesitas instalar un emulador en tu sistema operativo y así ejecutar Android Q sobre éste software en tu PC. Los pasos a seguir son:

  1. Instalar Android Studio en tu sistema operativo. Lo puedes descargar desde la web oficial de desarrolladores de Android.
  2. Ve al menú Herramientas y selecciona SDK Manager.
  3. Dentro de esa opción, hay una pestaña SDK Platforms. Selecciona Show Package Details. Eso mostrará todos los paquetes disponibles. para descargar.
  4. Ahora selecciona la imagen de Android Q Beta en la lista que tienes, pero debes hacerlo para la plataforma x86.
  5. Ahora, una vez la tengas, en la pestaña SDK Tools debes seleccionar la última versión de Android Emuator.
  6. Pulsa OK para instalar.
  7. Una vez finalice la instalación, selecciona de nuevo el menú Herramientas (Tools) y haz clic sobre AVD Manager.
  8. Se te abre un asistente de configuración para emular el dispositivo con Android. Sigue los pasos eligiendo la imagen de Q.
  9. Ahora, volviendo a AVD Manager, tendrás una lista con tus dispositivos virtuales, puedes buscar el nuevo que has creado.
  10. Para lanzar, haz doble clic en el dispositivo emulado con Android Q. Así arrancará una ventana con el nuevo sistema operativo donde podrás trabajar.
Andy (Android Pie) con un trozo de pastel

Android Pie pone en pie de guerra a los desarrolladores

Google está desarrollando la nueva versión de Android Q. Ya hay algunos Beta en los que se aprecia cuál serán los cambios...

Así puedes navegar por los nuevos menús, ver la interfaz, instalar y trabajar en Android Q como si estuviese ejecutándose en un dispositivo real. Pero si algo falla o hay problemas, no ocurrirá nada, puesto que es un dispositivo virtual.