Viste con desgastada corbata azul de discreta bandera de España. Y lo hace explicando a todo el que lo quiera escuchar, que la adquirió en la Rambla de Barcelona a un comerciante que le pareció poco menos que un patriota. No es fácil vender este tipo de productos en determinados sitios, con la que está cayendo en los últimos años.

En mi última visita a la Ciudad Condal, hace algunos meses, recordé la historia y busqué al comerciante. Desconozco si era el mismo porque había varios con el mismo género, así que compré dos corbatas iguales. Una para mí, que hoy suelo ponerme con cierta frecuencia, (aunque en el día a día soy más de ir con chaqueta y sin corbata). La otra para regalársela a él y que renueve la suya con otra de la misma procedencia.

Hace meses que no le veo y por ese motivo aun la tengo por casa. Eso se solucionará pronto.

Carlos Espinosa de los Monteros es el Alto Comisionado para la Marca España, institución que pretende fomentar y medir nuestra percepción exterior y la imagen que el país proyecta. Él dice, y razón no le falta, que tiene el cargo más bonito de la función pública española. Y, añado yo, desde luego no el mejor remunerado, ya que su presupuesto es 0.

Sí, aunque esto sea sorprendente, hay un ex-empresario de prestigio (entre otras cosas Carlos ha sido Presidente de Mercedes-Benz España, o Vicepresidente de Inditex), que dedica 5 años de su tiempo a la función pública gratis per amore. Esto choca con casos más habituales, alguno de los cuales he criticado recientemente, en los que algunas grandes empresas españolas mantienen en puestos absurdos a directivos de muy avanzada edad, y con enormes salarios, como manera de seguir pagando silencios y servicios.

El Alto Comisionado cumple estos días 5 años. Comparado con otros países, esta idea que se puso en marcha tarde y en plena tormenta financiera de la crisis económica. Se estableció un compromiso económico, que hoy resulta absurdo. La iniciativa debía contar con presupuesto cero ya que no se podía incrementar el gasto público. Así, durante estos 5 años Carlos ha ido buscando dinero debajo de las piedras –como él dice, sableando a unos y a otros- para poder financiar las actividades de promoción exterior e interior de Marca España.

Cada punto que mejora la imagen exterior de un país mejora un 5% la llegada de turistas, un 1,4% la inversión, y aumentan un 1,2% las exportaciones

A una parte de la población española le sigue pareciendo lejano, o incluso estéril el esfuerzo en promoción de la imagen interior y exterior de un país. Craso error. Por cada punto que mejora la imagen exterior de un país se calcula que mejora un 5% la llegada de turistas, un 1,4% la inversión que recibe del exterior, y aumentan un 1,2% las exportaciones. Motivos más que de sobra para dotar, de una vez por todas, de un presupuesto potente al Alto Comisionado para la Marca España para evitar que siga viviendo de prestado.

Cuando nació el organismo la prima de riesgo estaba cerca de los 700 puntos básicos, hoy nadie habla de ella. Se hablaba de los PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia, España), los medios anglosajones atacaban a nuestro país son inusitada virulencia, y hasta 3 premios nobel de economía (menudos bocazas) decían que el rescate de España era necesario e inevitable y que no pagaríamos nuestra deuda.

Hoy el escenario ha cambiado. En estos últimos días ha publicado el Country RepTrak, posiblemente el ranking internacional de más prestigio y que mejor mide la reputación global de los países. Se mide y monitoriza los 55 países del mundo con más PIB, analizando variables como la calidad institucional, la calidad de vida y el nivel de desarrollo.

El país que encabeza el ranking es Canadá. Las buenas noticias para los españoles son que España ocupa su mejor puesto histórico, el 13 del ranking, subiendo 4 puestos y adelantando a países como Alemania, Francia, Italia o el Reino Unido. Y tal vez lo más importante, superando con amplitud la posición pre-crisis que manteníamos en 2007. Está mejora de la imagen exterior de España se traduce en una aportación al PIB de unos 37.224 millones de Euros. Casi nada.

Si bien la imagen de España está en máximos históricos quedan lugares donde nuestra percepción es negativa. Son pocos, tan sólo 3 países tienen una imagen negativa de nuestro país. Se trata de Venezuela, Argentina y el propio España. Esa percepción ceniza y negativa que los españoles tenemos de nosotros mismos es un motivo más que debe animar al Alto Comisionado y que nos hace a muchos reclamar, con más fuera si cabe, un amplio presupuesto propio para desarrollar el proyecto.

Aunque pareciera que defender y promover la imagen del propio país debería ser una obviedad, hay ejemplos que indican lo contrario. Sin ir más lejos dentro del periodismo-merluzo algún medio de comunicación  critican que en el vídeo anterior de 5 años de Marca España salga una imagen de la celebración en Cibeles del Real Madrid, sólo salga un deportista (Rafael Nadal), o salgan “sólo 2 imágenes de Barcelona”. Gente pequeña. Miras pequeñas.

Hay mucho trabajo aun por hacer tanto fuera, como dentro de nuestras fronteras. Animo, y a por los próximos 5 años, Carlos.

Comentarios