domingo, 29 enero 2023 22:39

D-Hub espera aún a Pere Navarro y retrasa el plan del Perte casi un año

Nuevo revés para los extrabajadores de Nissan tras más de un año sin empleo. Las sucesivas prórrogas para la adjudicación de los terrenos han retrasado los planes de D-Hub para iniciar la producción hasta al menos finales de este mismo año, cuando se esperaba que arrancara en enero de este mismo año. Los planes de la compañía liderada por QEV y BTech pasaban por iniciar la actividad a mediados de este año, pero el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, dueña de los terrenos, aún no ha finalizado el concurso y no lo hará hasta finales de este mes de enero.

«El D-Hub espera iniciar las contrataciones si el concurso se resuelve en enero y entra en la Zona Franca a partir de febrero», según han apuntado fuentes de la compañía a MERCA2. Según exponen las mismas fuentes, «se mantiene el calendario previsto».

El D-Hub espera iniciar las contrataciones si el concurso se resuelve en enero y entra en la Zona Franca a partir de febrero

A pesar de que el Consorci sólo tiene una única oferta encima de la mesa, el proceso no se ha acelerado. Se trata de un mero trámite a una adjudicación que ha avanzado a un ritmo demasiado lento, tanto que la mayoría de los exempleados de Nissan ya ha agotado el primer año de la prestación por desempleo y en un momento en el que el sector de la automoción está de capa caída.

Se estima que a finales de este mismo mes de enero se adjudique oficialmente el suelo y los usos. Sin embargo, los retrasos se debieron también a la falta de financiación del D-Hub para arrancar, motivo por el que se ha pospuesto el inicio de la producción, tal y como ha adelantado Economía Digital. El proyecto de QEV y BTech obtuvo 65 millones de euros, mientras la australiana Goodman ha aportado su parte. En total, la inversión se ha reducido de los 800 a los 300 millones de euros tras la imposibilidad de encontrar los avales suficientes del Perte.

MÁS FINANCIACIÓN PRIVADA, PRIORIDAD PARA EL D-HUB EN NISSAN

Por el momento, el D-Hub trata de encontrar más financiación, pero las condiciones del mercado han empeorado respecto a las de 2020. Asimismo, el capital riesgo ha abandonado su posición de ataque para refugiarse y destinar el dinero a los proyectos más sostenibles. Por el momento, no ha habido ayuda y tendría que llegar cuando la adjudicación sea oficial.

De esta forma, para finales de año podría comenzar a ensamblar las furgonetas y camionetas eléctricas, al mismo tiempo que Goodman pondrá en marcha su proyecto logístico. Todo ello, con seis meses de retraso para la oferta «más ventajosa» para un contrato a 50 años vista y que conllevará unos ingresos de 12 millones anuales para el Consorci de Pere Navarro. El organismo público concedió los permiso al Centro Técnico de Nissan y a Silence, que ya ha comenzado la producción.

No obstante, el proceso podría demorarse aún más ya que se ha requerido más información a la compañía australiana, según ha dado a conocer La Vanguardia. De esta forma, se ha descartado la posible oferta de Chery para estos terrenos, aunque esta compañía china está buscando suelo en Cataluña para poder fabricar 300.000 vehículos anuales.

Nissan Barcelona Generalitat
Imagen aérea de la planta de Nissan en Barcelona.

Tras la adjudicación oficial, tendrá que actuar la mesa de contratación y cerrar así la licitación. Los sindicatos esperan ahora que este último paso se acelere lo máximo posible tras un año sin empleo. Para este concurso, el Consorcio exige una inversión mínima de 100 millones de euros para la rehabilitación de activos industriales y la promoción.

LA FINANCIACIÓN EXTRA DEL D-HUB: PERTE 2, MOVES II, PRIVADA…

De esta forma, con la primeras ayudas del Perte se pondrá en marcha la parte troncal del proyecto, mientras que las líneas secundarias o no urgentes se harán con la llegada de capital privado y el plan Moves II. Asimismo, el D-Hub espera también la convocatoria del segundo Perte, que tendrá lugar a finales del primer trimestre de este año.

Joan Orús, consejero delegado de QEV Technologies, celebró hace apenas un mes y medio la llegada de los avales y los fondos, al tiempo que se mostró confiado para iniciar el plan este mismo mes de enero. Sin embargo, en esta recta final se han complicado las cosas, aunque el plan por el momento tan sólo se atrasa por tiempo y no por financiación. Y es que, la búsqueda de los avales ha sido un quebradero de cabeza para el D-Hub.

UN PROYECTO APLAZADO POR TIEMPO

El Gobierno concedió una prórroga de 72 horas para poder cerrar el acuerdo con la banca y cerrar la negociación de los avales del PERTE del vehículo eléctrico. Se pidieron 80 millones, que entregaría el Instituto Catalán de Finanzas (ICF), pero el ente público controlado por la Generalitat no cuenta con ficha bancaria y, por tanto, no podía entregar directamente el montante. Finalmente se consiguieron el suficiente para avalar 67 millones.

«La puesta en marcha del plan ofrecerá una nueva oportunidad a todo el talento de la explantilla de Nissan y creará, además, nuevo negocio para el sector de la automoción», aseguró Orús. Un proyecto que por el momento se hace esperar.


- Publicidad -