lunes, 30 enero 2023 9:40

El dividendo de Iberdrola baña en oro a Qatar y BlackRock: las fechas clave

spot_img

Iberdrola, la mayor eléctrica cotizada del Viejo Continente, sube el dividendo a cargo de las cuentas de 2022 hasta los 0,18 euros brutos por acción, para repartir un total de 1.145 millones de euros, tal y como publicó MERCA2 a finales de diciembre. La eléctrica ha disparado el dividendo anual en más de un 43% en el último lustro, desde los 0,312 a los 0,449 euros brutos, a razón de un incremento de entre el 6% y el 7% cada año desde 2017.

Asimismo, los accionistas no sólo se ven remunerados por esta cuantía, que podrá cobrarse en acciones o en efectivo, sino también por la fuerte subida registrada en el Ibex 35 al rozar los máximos históricos. La rentabilidad de este pago alcanza el 1,66% y sus principales beneficiarios son Qatar HoldingsBlackRockNorges Bank y Vanguard, con cerca del 18% del capital de la compañía. De hecho, los dos primeros son los grandes beneficiados tras sellar la paz en la eléctrica en noviembre del pasado año.

En total, estos grupos se llevarían 72, 60,1, 38,4 y 35 millones, respectivamente y por ese orden, hasta un total de 205 millones de euros el próximo 31 de enero si escogieran la opción del pago en efectivo. Los inversores tendrán que disponer de las acciones este jueves, 5 de enero, para poder acceder al dividendo.

La compañía eléctrica da hasta tres opciones para poder cobrar este dividendo. La primera en efectivo, esos 0,18 euros brutos por acción; vender los derechos de asignación en el mercado desde el 9 hasta el 19 de enero; o bien obtener nuevas acciones liberadas de forma gratuita. Para quienes opten por las nuevas acciones, tendrán que disponer de 60 derechos de asignación gratuita para recibir un nuevo título de la sociedad.

DÍAS SEÑALADOS PARA IBERDROLA: DEL 5 AL 31 DE ENERO

Los accionistas podrán escoger un mix entre las tres opciones, pero deberán comunicarlo a la entidad bancaria de custodia entre el 6, día de Reyes, y el 19 de enero. De esta forma, será el accionista quien escoja su propia alternativa de inversión, más cuando los derechos cotizarán en el mercado.

El inversor deberá tener las acciones este 5 de enero como muy tarde y después escoger la fórmula de pago

Para este pago, el mayor en términos absolutos de todas las empresas españolas que reparten dividendo, Iberdrola realizará una ampliación de capital con un valor de 1.165 millones como máximo. A partir del día de Reyes, las acciones cotizarán sin derecho a participar en el plan de retribución flexible.

El 19 de enero es el fin del periodo común de elección y día en el que terminará la negociación de los derechos de asignación gratuita. El 31 de enero se abonará el pago en efectivo. Al día siguiente, las nuevas acciones cotizarán en el mercado.

LA RENTABILIDAD DEL DIVIDENDO DE IBERDROLA: 4% ANUAL

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán se encuentra a tan sólo un 5% de los 11,7 euros que llegó a conquistar en la última jornada del año 2020. Hasta ahora, la acción chocaba repetidamente con los anteriores máximos, en los 10,4 euros, registrados antes del estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera de 2008.

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola

De esta forma, el dividendo de Iberdrola ofrece una rentabilidad anual del 4%, debido en gran medida al aumento del precio de las acciones. Atendiendo a esta variable, otras empresas del Ibex 35 ofrecen un mejor rendimiento, como Enagás, Endesa o Logista, que alcanzan entre el 9% de la primera, del 5% para la eléctrica de José Bogas, y del 6% en la compañía recién aterrizada en el selectivo.

¿ES MOMENTO DE ACUDIR AL DIVIDENDO DE IBERDROLA?

Acceder al dividendo en este momento supone un pago fijo a cargo del 2022. No obstante, el mismo se descontará de la cotización de las acciones. De esta forma, según Diego Morín, analista de IG Markets, considera que «dependerá de lo que estime cada inversor».

Sobre si es mejor cobrar el 31 de enero o esperar a entrar en el valor con un descuento de 0,18 euros, Morín considera que «habrá oportunidades de subirse al valor si cae a nivel atractivos».

De cara a este 2023, Iberdrola podría ser una de las opciones de inversión. «La empresa presenta márgenes elevados y unas previsiones de ventas al alza, donde el consenso estima mantener o comprar sus títulos», ha sostenido el analista a preguntas de MERCA2.

LAS DOS RESISTENCIAS DE IBERDROLA

«El impulso que trae Iberdrola se desencadenó el pasado mes de octubre, después de quedarse a las puertas de los 9 euros por título tras la dura corrección desde los máximos de agosto», ha apuntado. «Esta zona es muy importante para el valor, puesto que siempre ha servido como un soporte clave, donde la demanda conseguía imponerse a la oferta y pese a la volatilidad vivida a principios de año, en junio y octubre sujetó bien la zona», ha explicado.

«Otra de las zonas interesantes son los 10,50 euros, aquí el valor volvió a buscar un segundo impulso alcista en busca de los 11 euros, nivel de resistencia que perforó durante el vigente año», ha analizado. No obstante, si el mercado no consigue meterse sobre los 10,50 euros y afianzar la zona, Morín no descarta una bajada hacia el «nivel de importancia de los 10 euros». Las próximas resistencias en el valor se encuentran en los 11,5 y 12,5 euros, por encima del valor intrínseco de Iberdrola, que se sitúa en los 12,25 euros por título.


- Publicidad -