lunes, 26 septiembre 2022 9:22

La cara sórdida de Amazon y Randstad en la precariedad laboral

La fuerza de Amazon se nutre de la precariedad laboral. Todo vale, incluso saltándose la normativa vigente, para ahorrarse los costes de mantener un puesto de trabajo. El gigante estadounidense contrató a empresas repartidoras en vez de sumarlas directamente a la plantilla en Barcelona. En total, 559 trabajadores, según la sanción de 5,8 millones impuesta a Amazon y al resto de empresas de trabajo temporal, como Randstad, entre otras compañías.

Por lo menos 559 personas trabajadoras hacían tareas de reparto en situación y condiciones de precariedad laboral con Amazon

La Inspección de Trabajo de la Generalitat ha detectado esta irregularidad tras una investigación, con una propuesta de sanción a Amazon Road Transport Spain SL de 3,2 millones de euros, el 55% del total. El gigante de Seattle (EE UU) está acusada de cesión ilegal de trabajadores, una práctica que conlleva el pago de un menor salario, al tiempo que ahorra los costes de contratación, de las responsabilidades y del despido. Los trabajadores que denuncien la situación deberán actuar contra la empresa que cede la mano de obra como la que lo necesita para realizar la operativa.

EL TRABAJADOR DECIDE AHORA LA EMPRESA

Asimismo, en caso de recibir una sentencia firme por la vía judicial, al trabajador se le debe dar la oportunidad de decidir en qué empresa trabajar, así como percibir una indemnización por despido improcedente en el caso de que la empresa escogida le muestre la puerta de salida.

Por otro lado, la empresa escogida por el trabajador no podrá tomar represalias y tendrá que demostrar razonadamente los argumentos para proceder al despido. En caso contrario, si no se renovara al trabajador se consideraría despido nulo, al vulnerar la garantía de indemnidad, y tendría que volver a readmitirlo. Del juez dependerá después las cuantías a las que tendría derecho el trabajador.

amazon
Amazon, un reincidente en la precariedad laboral

La ley estipula la infracción laboral como muy grave, sancionable con multa de 6.251 a 187.515 euros. De esta forma, se ha impuesto una cuantía de las más bajas de la horquilla, de tan sólo unos 10.375 euros de multa por trabajador. Es decir, el grado mínimo contemplado en la normativa.

AMAZON Y ETT, COLECCIONISTAS DE SANCIONES

El organismo inspector ha propuesto sanciones de 2,6 millones para otras compañías de transporte, como Tipsa, Ara Vinc, Internet Commerce Solutions, Trasportcat Logistics, Delivery Asap, Travieso Logistics, Cacao Logistics, Jom Servicios Integrales, Anem Advanced Logistics, Gal Kajol y Duende Logistics. Todas estas compañías fueron subcontratadas por la filial de Amazon, que se ahorraba los costes asociados al empleado, que cobraba una menor cantidad de la que le hubiera pertenecido en caso de haber sido contratada directamente por el gigante estadounidense.

Además, también han recibido sanción las empresas de trabajo temporal como JT Hiring, GI Group Spain, Temporal Quality, Iman Temporing, Randstad Empleo y Rhone Alpas Servicios España. La Generalitat no ha desvelado las cuantías de las sanciones a las empresas subcontratadas, aunque sí la del gigante estadounidense.

Según la Inspección de Trabajo, estos 559 empleados realizaban su labor con unas condiciones inferiores respecto al de los compañeros contratados directamente por la multinacional. Por este motivo, no sólo se sanciona al gigante del comercio electrónico, sino también a las empresas que permiten estos actos supuestamente ilícitos.

AMAZON, CAMPEÓN DE LA INESTABILIDAD EN EL EMPLEO

“La investigación inspectora, iniciada el pasado mes de febrero en Barcelona concluye que por lo menos 559 personas trabajadoras hacían tareas de reparto en situación y condiciones de precariedad laboral, principalmente en cuanto al sueldo y a la inestabilidad en la ocupación, además de no contar con representación legal“, ha sostenido la Inspección de Trabajo en un comunicado.

Ahora, las compañías realizarán las alegaciones pertinentes contra esta propuesta de sanción, mientras que la sanción definitiva se conocerá en el plazo de seis meses, el plazo máximo que estipula la normativa.

Amazon no es ajena a este tipo de conductas impropias de una empresa líder. Y es que, es reindente en esta conducta. Entre 2019 y 2021, la Generalitat ha multado a Amazon con una veintena de sanciones, por un total de 1,1 millones de euros. La mitad de éstas fueron precisamente por cesión ilegal de empleados.

LA REITERACIÓN, SIN SANCIÓN PARA AMAZON

En junio de 2020, el motivo fue en el servicio de paquetería. La inspección impuso una multa de 817.000 euros al gigante del comercio online, y otros 360.000 euros a las subcontratatas de reparto Ara Vinc, Instapack, Nopar y One Motion. Y estos importes, únicamente en Cataluña. En Galicia se han denunciado las mismas prácticas.

En octubre de 2020, la Inspección de Trabajo del Estado concluyó en otro durísimo informe que Amazon utilizó a unas 4.000 trabajadores como falsos autónomos en Madrid y Barcelona, por lo que se ha sancionado con seis millones de euros por las cotizaciones pendientes. Asimismo, la Agencia de Protección de Datos multó a la filial del gigante tecnológico por recoger la información sobre antecedentes penales de los empleados.

En España, los sindicatos CC OO y UGT han exigido en reiteradas ocasiones inspeccionar el modelo operativo de Amazon. Según denunciaron, la empresa tomó represalias tras el despido de varios empleados que habían constituido una sección en una subcontrata de la compañía en Asturias. Y es que, como se ha visto en Estados Unidos, Amazon no quiere representantes de los trabajadores en sus centros de trabajo. Todo sea por pagar multas irrisorias, pese a la reincidencia, y mantener a flote el negocio.


- Publicidad -