martes, 7 febrero 2023 22:31

¡Cuidado! Estos son los peligros de beber demasiada agua

Los expertos de la salud no dejan de repetirnos la importancia de beber lo suficiente para mantener nuestro organismo hidratado y que pueda funcionar correctamente. Y es que nuestro cuerpo necesita líquidos para realizar todas sus funciones. Sin embargo, consumir agua en exceso puede provocar una sobrehidratación con consecuencias negativas que pueden ser peligrosas. Existe la falsa creencia, difundida constantemente en los medios, de que hay que beber dos litros de agua cada día para tener salud. Esta idea ya ha sido desmontada por la ciencia, ya que la pauta de los dos litros no tiene en cuenta que también ingerimos agua a través de los alimentos.

Por lo tanto, para estar adecuadamente hidratados, no es necesario vivir pegados a la botella de agua. Así pues, una vez que superamos la falsa creencia de los famosos ocho vasos de agua, la pregunta que surge es, ¿cuál es la cantidad adecuada? Los expertos indican que lo ideal es, simplemente, atender al mecanismo de la sed y beber lo que el cuerpo pida, que para algunos serán más que esos ocho vasos y para otros menos. Esto es importante porque un consumo excesivo de agua puede pasarnos factura.

FATIGA CUANDO SE BEBE MUCHA AGUA

agua

La fatiga y el cansancio puede ser otro síntoma asociado a un consumo excesivo de agua. Los riñones son los órganos responsables de filtrar el líquido que se ingiere y de regular la cantidad que pasa al torrente sanguíneo. Cuando ocurre una sobrehidratación, los riñones tienen que trabajar más y esto provoca una reacción de estrés en las hormonas que hace que el cuerpo se sienta fatigado. La sensación de sed es el mejor indicador, pero también el color de la orina, que debe ser de un tono amarillo pálido. Si es totalmente transparente, es que se está bebiendo demasiada agua.


- Publicidad -