martes, 16 agosto 2022 13:01

Casa Real: las razones ocultas que impiden el divorcio entre Juan Carlos y Sofía a pesar de todo

Hace ya más de 58 años que Don Juan Carlos y Doña Sofía se casaron. Después de muchos años, han pasado muchas cosas, como los rumores de infidelidad del Rey emérito, el hacer supuestas vidas separadas y la marcha del ex jefe de la Casa Real sin su esposa. Por estos motivos, parece que la pareja está rota, aunque no ha habido nunca un divorcio ni una ruptura oficial.

En realidad, hay muchos motivos por los cuales nunca ha habido un divorcio a pesar de todos los rumores. Vamos a conocer por qué la Casa Real no ha aceptado nunca un divorcio entre Juan Carlos y Sofía, explicando todas las causas y las veces en las que sí pudo ocurrir.

Para la Reina Sofía ser Reina es algo que se lleva en la sangre

Otra razón que impide el divorcio es que la Reina Sofía quiere estar en la Casa Real y seguir siendo Reina emérita hasta que su salud se lo permita. Al contrario que su marido, retirado de la vida pública desde el año pasado, Doña Sofía sigue activa, trabajando activamente en la fundación que lleva su nombre y realizando algunos actos oficiales.

Por ello, sigue residiendo en Zarzuela. Además, sigue cobrando la asignación mensual que ya no recibe su marido debido a sus supuestos escándalos. Ella ama su trabajo y cree que ser Reina es un deber que se debe cumplir toda la vida, así que no se divorcia por no perder este puesto.


- Publicidad -