lunes, 6 diciembre 2021 9:22

Repsol, Iberdrola y Endesa sacarán a España de la cola de la recarga

Si alguien duda del peso de las grandes empresas energéticas en el futuro de España no tiene más que pensar en lo que supondría la electrificación de la movilidad sin una apuesta decidida y unas elevadas inversiones del sector privado. Los últimos proyectos anunciados por gigantes como Repsol, Iberdrola y Endesa, dibujan un 2022 repleto de actividad por toda la geografía nacional para llenar España de puntos de recarga para vehículos eléctricos.

La electrificación de la movilidad es un ambicioso objetivo que tiene una hoja de ruta muy bien definida y que camina con paso lento (sobre todo en España) pero firme. Se calcula que el 53% de la población deberá utilizar un coche de bajas emisiones o electrificado en 2023, cuando entre en vigor el Plan de Choque de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada por el que los vehículos contaminantes no podrán acceder a las zonas restringidas de las ciudades de más 50.000 habitantes, que en la actualidad son 149.

ESPAÑA, A LA COLA DE VENTAS Y PUNTOS DE RECARGA

Los datos que maneja la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) demuestran que nuestro país está muy por detrás de los punteros en Europa en infraestructura de recarga. España, segundo fabricante europeo de automóviles y la cuarta economía de la Unión Europea, está muy lejos de los países con más puntos de recarga públicos instalados, algo que choca frontalmente con los objetivos del Gobierno.

El país con más puntos de recarga públicos, según los datos del último año completo registrado (2020), era Holanda que rozaba los 70.000 siendo el líder destacado, mientras que Francia y Alemania completaban el podio de esta clasificación con algo más de 46.000 y 45.000 respectivamente. Muy lejos de estos números se situaba Italia, en cuarto lugar, con más de 13.000, mientras que España no aparecía hasta el octavo puesto con apenas 7.500 puntos de recarga aproximadamente, por detrás de países como Bélgica, Suecia o Austria.

Repsol, Iberdrola y Endesa recogen el guante del Gobierno aunque quizá no haya vehículos eléctricos para tanta recarga

Este es claramente uno de los puntos débiles del coche eléctrico en España y uno más de los factores que hacen echarse atrás a muchos usuarios a la hora de comprarse un coche eléctrico, debido a la escasa autonomía de la mayoría. Pero, si llevamos mucho retraso con la instalación de puntos de recarga, mucho mayor es la demora respecto a los países de nuestro entorno en cuanto a ventas de vehículos eléctricos.

Según los últimos datos registrados en la UE y, aún a falta de actualizar con las ventas de los últimos trimestres, el parque de vehículos eléctricos español ronda el 5% del total, mientras que en Francia es de más del 11% y en Portugal o Alemania del casi el 14%. Aquí el líder absoluto es Suecia, con un 32,2% de vehículos eléctricos circulando por sus carreteras.

En la UE hay actualmente unos 225.000 cargadores públicos disponibles pero, de todos esos, tan sólo 25.000 son adecuados a la hora de realizar carga rápida. En otras palabras, solamente uno de cada nueve puntos de carga europeos ofrece un cargador rápido. Una situación desesperante para los usuarios, que claman por que la tecnología avance al mismo ritmo que las exigencias de los gobiernos, porque no es de recibo invertir horas en recargar la batería de tu vehículo eléctrico para circular durante 300 kilómetros, cuando en solo tres minutos recargas tu vehículo de combustión para recorrer 800 km.

REPSOL, IBERDROLA Y ENDESA, AL RESCATE

Pero el Gobierno sigue prometiendo unas cifras que parecen difíciles de conseguir. La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, señaló durante el II Encuentro Internacional de Carga Ultrarrápida organizado por Aedive, que en «muy breve plazo de tiempo» activará la mesa de trabajo público-privada con los agentes del sector para analizar estas barreras y encontrar soluciones eficientes que permitan alcanzar los objetivos fijados por el Gobierno, que consisten en contar con 100.000 puntos de carga de toda tipología en España para 2023.

Las grandes energéticas (Repsol, Iberdrola y Endesa especialmente) han recogido el guante y se lanzarán en 2022 a llenar España de puntos de recarga, aunque quizás no haya vehículos eléctricos para tanta recarga.

REPSOL PONDRÁ UN PUNTO DE RECARGA CADA 50 KMS

Repsol ha desvelado su nuevo plan para ubicar cargadores eléctricos cada 50 kilómetros, a lo largo de la geografía nacional, independientemente de la zona donde se habite. El objetivo de esta primera fase del plan pasa por la instalación de 1.000 puntos de recarga antes de acabe el próximo año.

Para ello, la energética ha planificado una inversión de 42,5 millones, 40,7 de los cuales proceden de un crédito ICO. En esta primera fase del ambicioso plan, anunciado el pasado mes de abril, se instalarán 610 puntos de carga eléctrica en la Península Ibérica. Del total de estos puntos, tan sólo 18 serán ultrarrápidos, mientras que 592 serán de carga rápida. Los puntos de recarga se ubicarán en 577 estaciones de servicio de Repsol en España y 33 de Portugal.

IBERDROLA PROMETE 150.000 PUNTOS DE RECARGA

En el ámbito privado, es decir, en la instalación en viviendas y empresas, Iberdrola pretende alcanzar los 150.000 puntos de cara al 2025. Teniendo previsto instalar estaciones de recarga de vehículos eléctricos en las principales autovías y corredores de España, así como en los espacios de acceso público de las principales ciudades, en clara pugna con Repsol, que cuenta con la ventaja de tener su propia red de instalaciones (gasolineras) ya repartidas por todo el país.

En septiembre de 2020 la compañía suscribió un préstamo verde con el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 59,4 millones para instalar 2.500 puntos de recarga en vía pública en España y Portugal.

El plan de electrificación de la movilidad de Iberdrola cuenta también con el respaldo de la Comisión Europea, a través de una subvención de 13 millones de euros, concedida a la compañía en el marco de la convocatoria CEF Transport Blending Facilities por la Innovation and Networks Executive Agency (INEA), que contribuirá a financiar la instalación de 2.339 puntos de recarga rápidos, superrápidos y ultrarrápidos para vehículos eléctricos en España y Portugal hasta 2023. Estas nuevas estaciones de recarga se ubicarán en vías de alta capacidad de los dos países y en puntos cercanos a las redes transeuropeas de transporte (TEN-T).

ENDESA Y SUS MÁS DE 2.000 PUNTOS DE RECARGA

El campo de actuación de Endesa se ubica especialmente en las ciudades y en el mundo rural y, en menor medida, la red de carreteras de España, que cuentan ya con más de 2.000 puntos de recarga públicos instalados para vehículos eléctricos de la compañía que dirige José Bogas. Una red desarrollada por Endesa X que vertebra el país de forma sostenible. 

La red urbana de Endesa X cuenta ya con más de 1.300 puntos de recarga instalados para el vehículo eléctrico. Las 50 provincias de España tienen ya infraestructura de recarga, incluidas Canarias y Baleares. La capilaridad llega a que hoy en día cerca de 200 ciudades españolas con más de 35.000 habitantes ya cuentan con cargadores de Endesa X.

Además, por otro lado, Barceló Hotel Group ha anunciado el acuerdo con Endesa para instalar una red de más de 200 puntos de recarga para vehículos eléctricos en todos sus hoteles en España, durante los próximos meses.

En un comunicado, la cadena hotelera ha afirmado que estas nuevas estaciones son puntos de recarga semirrápida que permiten cargar el 80% de la batería de un vehículo eléctrico en 90 minutos aproximadamente.


- Publicidad -