domingo, 16 enero 2022 11:55

Repsol inicia la guerra para reinar en los cargadores eléctricos en España

Repsol ha iniciado la guerra para reinar en la instalación de los cargadores eléctricos. La compañía lidera la red de puntos de recarga para vehículos eléctricos en España y ha obtenido la financiación para instalar los primeros 1.000 puntos de carga, que entrarán en funcionamiento antes de finalizar el 2022. El plan de Repsol choca frontalmente con el de Iberdrola, socio estratégico de Wallbox, fabricante de cargadores eléctricos.

La compañía multienergética ha dado luz verde a su nuevo plan para ubicar cargadores eléctricos cada 50 kilómetros, independientemente de la zona donde se habite. El objetivo de esta primera fase del plan pasa por la instalación de 1.000 puntos de recarga antes de finalizar 2022.

Para ello, Repsol ha planificado una inversión de 42,5 millones, 40,7 de los cuales proceden de un crédito ICO. En esta primera fase del ambicioso plan, anunciado el pasado mes de abril, se instalarán 610 puntos de carga eléctrica en la Península Ibérica. Del total de estos puntos, tan sólo 18 serán ultrarrápidos, mientras que 592 serán de carga rápida.

IBERDROLA Y WALLBOX TRATARÁN DE DESBANCAR A REPSOL

Iberdrola y Wallbox, por su parte, tienen el propósito de hacerse un hueco en las vías públicas, pero tienen el handicap de carecer de estaciones de servicio propias, por lo que tienen que realizar estudios y pedir los permisos para poder ubicar los cargadores en la mejor situación posible. En cuanto a la vía pública se refiere, la lucha se libra entre dos de las grandes energéticas de España. En el ámbito privado, es decir, en la instalación en viviendas y empresas, Iberdrola pretende alcanzar los 150.000 puntos de cara al 2025. Repsol, por el momento, tiene instalados 1.000 terminales en empresas y viviendas particulares.

Supernova, el cargado ultrarrápido de Wallbox
Supernova, el cargado ultrarrápido de Wallbox

Ni Repsol ni Iberdrola han optado por los cargadores ultrarrápidos, que tardan entre cinco y diez minutos en recargar completamente la batería, como la principal opción es la falta de demanda. Este tipo de cargadores sólo los utilizan los vehículos de lujo, como el Porsche Taycan, Audi e-tron GT, Tesla Model Y o el Ford Mustang Mach-e. Todos ellos superan las exigencias de los cargadores rápidos, pero apenas se ven por las carreteras españolas.

Iberdrola se ha fijado en el cargador Supernova de Wallbox, mientras que Repsol confía en Ingeteam y ABB. La suiza ABB ha desarrollado el cargador más rápido del mercado, pero su instalación en España, hoy por hoy, no sería rentable debido a la escasa demanda.

LOS CARGADORES SUPERRÁPIDOS, INEFICACES CON ESCASA DEMANDA

Por este motivo, las compañías se han centrado, por el momento, en cargadores de 30 minutos, los rápidos. No obstante, las fuentes del mercado consultadas por MERCA2 apuntan que los cargadores ultrarrápidos son el futuro. Hasta ahora, las necesidades estarían cubiertas por los cargadores rápidos, de hasta 180 kw, también más económicos que sus hermanos mayores, que llegan a ofrecer hasta 700 kw en algunos casos. La mayoría de los ultrarrápidos ofrecen una potencia de entre los 350 y los 400 kw. De esta forma, se podría cargar en tan sólo tres minutos la energía suficiente para recorrer 100 kilómetros. Tanto ABB como Wallbox garantizan con sus cargadores este tiempo.

De esta forma, la mayoría de los clientes que paren a recargar sus vehículos en las estaciones de Repsol tardarían entre 25 y 30 minutos en volver a tener sus baterías cargadas completamente. Los cargadores de Repsol provienen de Ingeteam y ABB, ambas obtuvieron la licitación en un concurso realizado por la propia compañía.

CERCA DEL 25% DE LOS CARGADORES SE INSTALARÁN EN CATALUÑA

Junto con Ingeteam y la recién adquirida red de Ibil, además de otras entidades privadas y públicas, Repsol ha instalado cargadores sin necesidad de conectarse a la red eléctrica. Son estaciones de recarga que se abastecen con electricidad almacenada a partir de baterías de segunda vida. La primera de ellas se instaló en la Nacional I, en la localidad de Tolosa (Gipuzkoa). Son estaciones que suplantan a los puntos tradicionales al no tener suficiente potencia en la red pública o bien los costes de la inversión hacen inviable el proyecto.

Con esta tecnología se reduce a la mitad el coste de la instalación debido a la menor potencia contratada. Estos cargadores dan un máximo de 50 kw y la energía proviene de baterías de vehículos.

Repsol instalará en Cataluña aproximadamente unos 66 puntos de recarga de los 610 previstos en esta primera fase

Repsol instalará en Cataluña aproximadamente unos 66 puntos de recarga de los 610 previstos en esta primera fase, según han apuntado fuentes de la compañía consultadas por MERCA2. En esta región, se instalarán cerca de unos 260 puntos de los 1.000 previstos para finales de 2022, casi el 25%. En esta comunidad autónoma hay instalados puntos de recarga en la zona de la AP-7, como en la Roca del Vallès; Barcelona, Esparraguera, Sant Pere de Ribes, Vila-seca, Celrà y Sant Boi del Llobregat.

La cartera de Repsol no se centra únicamente en las vías rápidas, autovías y autopistas. La energética presidida por Antoni Brufau también se ha centrado en cubrir la demanda en viviendas particulares, empresas y otros emplazamientos públicos, como centros comerciales. En este plan se ha enmarcado alcanzar la neutralidad de la huella de carbono en 2050 y por ello garantiza que todo su suministro eléctrico proviene de origen renovable.

LOS DOS PRIMEROS CARGADORES ULTRARRÁPIDOS, DE REPSOL

Actualmente, Repsol cuenta con 350 puntos de acceso público en España, entre los que se incluyen 70 estaciones de carga rápida, la mayoría instalada en las tradicionales gasolineras. Estos datos la sitúan, según la compañía, como la líder en el país en este tipo de cargadores. Asimismo, ha instalado los dos primeros puntos de recarga ultrarrápida de la Península Ibérica, situados en Lopidana (Álava) y Ugaldebieta (Vizcaya).

Para alcanzar su ambicioso objetivo de instalar un punto de carga cada 50 km, Repsol hará uso de sus propias estaciones. De esta forma, los principales corredores del país contarán con al menos un punto de carga rápida con conectores compatibles con cualquier tipo de vehículo eléctrico. Los cargadores de Wallbox, por su parte, estarán conectados en red a la nube, por lo que cualquier incidencia se podría resolver sin necesidad de llamar.

Por el momento, Repsol ha tomado la delantera en Madrid, Zaragoza y Santander. También en Fuerteventura y Lanzarote, entre otros municipios, para la instalación de estos puntos de carga en vía pública. Asimismo, ha llegado a acuerdos con Kia y Nissan para que los compradores puedan disponer de ventajas si eligen las soluciones de Repsol.

REPSOL Y SUS ACUERDOS CON NISSAN Y KIA

El acuerdo entre Repsol y Kia consiste en la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, así como otros servicios asociados en el ámbito de la movilidad eléctrica, para particulares, empresas y concesionarios. De esta forma, la compañía es el proveedor homologado por Kia para los vehículos 100% eléctricos y los híbridos enchufables.

Kia ofrece a sus clientes en España la posibilidad de instalar en sus domicilios cargadores de Repsol. La instalación es «llave en mano», junto al servicio de mantenimiento, la opción de contratar una tarifa eléctrica de Repsol adaptada a cada vivienda y beneficios adicionales.

Con la firma japonesa, Repsol ofrece un descuento del 50% de la tarifa en la red pública de recarga eléctrica de Repsol.


- Publicidad -