martes, 28 septiembre 2021 19:48

Meliá, Riu y Barceló buscan el verano de la reconquista

El segundo verano en pandemia es muy diferente al primero. Meliá, Riu y Barceló hacen frente a una campaña estival decisiva para el futuro del turismo. La vacunación avanza a paso firme tanto en destinos como en países emisores, las reservas repuntan, las cancelaciones caen y la palabra ilusión es una de las más repetidas, tanto por los directivos de las grandes hoteleras que podrán recuperar las plantillas en ERTE, como por los empleados que volverán a sus puestos de trabajo.

Confianza es el segundo término más pronunciado en los últimos tiempos y las ganas de viajar el deseo más expresado. Meliá, Riu y Barceló, pondrán de nuevo a aprueba su capacidad de reacción y adaptación de cara a un verano clave que abre la puerta a escribir un nuevo capítulo en la convulsa historia reciente del turismo.

La demanda nacional será la auténtica protagonista de la campaña estival. La preferencia por viajar se concreta dentro del país. Y los destinos de sol y playa para desconectar en pareja o en familia representan la opción más demandada. Meliá, Riu y Barceló apuestan por Andalucía, Canarias y Baleares.

MELIÁ: «PRELUDIO DE LA RECUPERACIÓN«

El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer aseguró que estos “brotes verdes” de la demanda turística son el preludio de una recuperación que ha comenzado en el segmento vacacional y que se irá extendiendo a otros segmentos en el medio plazo a medida que la normalidad retorne a los ámbitos laborales, al mundo corporativo y al segmento de congresos, convenciones e incentivos.

Unos primeros indicios de recuperación que pueden llevar, según Escarrer, a que la gran compañía hotelera española deje de “quemar caja” tras 15 meses seguidos por la falta de ingresos y la ausencia de turismo. “Todo ello nos permite anunciar que, de seguir el ritmo de recuperación de actividad, nuestra compañía dejará de consumir caja a partir del próximo 1 de julio, pasando a generar caja neta”, ha anunciado.

Escarrer ha explicado que gracias a la contención de la pandemia en la mayoría de los países, los indicadores muestran un relanzamiento del tráfico aéreo global y una recuperación en los niveles de viajeros.

En el caso del mercado español, tras la superación del estado de alarma, el turista se ha lanzado a reservar sus vacaciones aglutinando en estos momentos más del 55% del total de las reservas existentes, a la espera además de la llegada de visitantes procedentes del Reino Unido y con una progresión muy destacable de mercados como el alemán y el francés.

Este cambio de tendencia se observa de forma clara en el progresivo descenso de las cancelaciones cuando hace unos meses superaban con creces a las nuevas reservas.

“En el mes de mayo se registró un incremento del 150% en las reservas en los destinos españoles respecto al mes anterior. Si comparamos las reservas para destinos españoles en el tercer trimestre, estas se sitúan ya por encima del 51% de las registradas en el 2019”, puntualizó Escarrer.

Escarrer indicó que para el ejercicio 2021-2023 la previsión actual es de 55 aperturas y más de 13.500 habitaciones. Actualmente cuentan con alrededor de 200 hoteles abiertos en todo el mundo, más de 70 de ellos en España y tienen la previsión de superar los 300 hoteles abiertos antes de que finalice el año.

RIU: «CONTENTOS E ILUSIONADOS»

Para principios de julio, Riu Hotels & Resorts tendrá los 26 hoteles abiertos en España para afrontar la temporada de verano, tal y como anuncian desde la cuarta cadena hotelera en España por número de habitaciones.

“Estamos muy contentos e ilusionados de volver a poner a la disposición de nuestros clientes nuestros hoteles y de que muchos de nuestros empleados retomen su trabajo y salgan de la situación de ERTE en la que se encontraban”, explican a MERCA2 fuentes de la compañía.

El mercado local y nacional está siendo y va a ser muy importante durante esta temporada de verano, pero para poder mantener toda la oferta abierta necesitamos que desde los principales países emisores se puedan retomar las operaciones. Y eso se ha producido en las últimas semanas.

Por un lado, el gobierno alemán ha rebajado la calificación del riesgo para las Islas Canarias (como ya hizo con Baleares en marzo), con lo cual ya no es necesario hacer cuarentena al regreso; también, desde Países Bajos se permiten los viajes internacionales a las islas Canarias y Baleares; y desde Bélgica nuestros clientes pueden volar ya a Baleares, Canarias y Málaga.

Partiendo de una comparativa entre el año 2019 y este 2021, Riu confirma un 40% de reservas menos que en el año 2019. Por otro lado, cabe destacar que el mercado español, junto con el polaco en general, son los únicos que aportan cifras positivas con respecto al año 2019. España, en concreto 5% superior, con respecto al año 2019 y “confiamos en que estas cifras sigan creciendo”, añaden fuentes consultadas.

Para incentivar la llegada de turistas la cadena hotelera ha lanzado ofertas y promociones con carácter variable, en función de destinos y hoteles según la demanda, hasta un máximo del -35%.

Pese a los buenos pronósticos, “no olvidamos que la pandemia sigue activa y esto nos obliga a todos a actuar con la mayor prudencia posible y mantener muy activa nuestra capacidad de reacción y adaptación”, comentan desde Riu.  

Por otro lado, “estamos confiados en que la gente quiere volver a viajar y nosotros estamos listos para recibirla con los brazos abiertos para ofrecer una estancia de calidad y con seguridad”, concluyen.

BARCELÓ: «INFINITAMENTE MEJOR QUE ANTES»

Barceló Hotel Group ha realizado una encuesta a través de sus canales sociales en la que más de 3.000 personas de toda España han compartido sus planes para este verano. Según los datos extraídos, el 98% de los encuestados tienen previsto viajar durante este verano y solo un 2% dejará pasar un tiempo antes de retomar sus viajes.

Sin duda, la preocupación por la salud y la seguridad ha crecido durante el último año y es por esto que el 77% de los españoles optará por viajar dentro del país ya que se sienten más seguros. De estos, el 39% afirman que prefieren un destino de playa al que poder viajar con su propio coche para poder regresar a su hogar en el caso de que se produjera algún imprevisto.

El 42% de los españoles tienen como objetivo viajar entre julio y agosto, coincidiendo con las vacaciones escolares de sus hijos, mientras que el 25% lo hará en septiembre y un 23% todavía no lo ha decidido. La mayoría de los viajeros, el 52% de los encuestados, tienen previsto irse de vacaciones con la familia, mientras que el 39% lo hará en pareja o un 6% que lo hará con amigos.

Entre los planes que tienen previstos para sus próximas vacaciones de verano, un 54% anhela pasar el día en la playa, disfrutando del sol y el buen tiempo mientras un 23% prefiere aprovechar las vacaciones para descubrir la gastronomía local del destino. Explorar el patrimonio cultural yendo a museos o visitando monumentos históricos es la elección de un 18% y la práctica de actividades deportivas o de aventura para mantenerse en forma es la opción de un 3%.

Barceló hace balance de la primera mitad de un año que comenzó con unos ingresos por debajo del 10% respecto a 2019. En marzo no llegaban al 20%, “mientras que mayo se cerró con un 30% de los ingresos en relación a 2019”.

De cara al verano, mejoran sustancialmente los datos, tal y como explicaba recientemente el CEO para la región EMEA de Barceló Hotel Group, Raúl González: “estamos en el entorno de caídas del 50%” que, en agosto rondan el 30%, en el entorno doméstico. Habida cuenta del punto de partida, la mejora es significativa: «estamos infinitamente mejor que estábamos», precisa el directivo.

Pese a todo lo que se ha llevado por delante, la pandemia no ha podido con las ganas de viajar, “innatas al ser humano”, destaca González. Si no hay sobresaltos de última hora, el verano de 2021 podría sellar un período de pérdidas y pesimismo, con una oferta hotelera llena de reclamos turísticos de carácter experiencial o vivencial, en el que el viajero sienta de nuevo la libertad de moverse, de conectar con otros entornos alejados de su rutina y de volver a soñar.


- Publicidad -