martes, 15 junio 2021 5:30

La Razón rescata a Luis María Anson, que liquida su sicav y se reconcilia con Planeta

El aterrizaje de Marco Pompignoli al frente de Unidad Editorial está acelerando la salida de las plumas históricas de El Mundo, que el pasado año despidió a Fernando Sánchez Dragó y Carmen Rigalt por cuestiones económicas y hace unos días prescindió de Luis María Anson por idéntico motivo.

El académico de 86 años no ha se ha entretenido en hacer guerra contra El Mundo y en cuestión de horas cerró su fichaje por el periódico que fundó en 1998, La Razón. El diario dirigido por Francisco Marhuenda y presidido por el polémico Mauricio Casals ha incorporado sus ‘canelas finas’ a la contraportada del diario conservador, donde colaborará dos veces por semana.

Con este movimiento Anson certifica su reconciliación con el Grupo Planeta tras su batalla de hace quince años contra el fallecido José Manuel Lara Bosch. Son tiempos de cambios para el exdirector del ‘ABC verdadero’, que hace unos días liquidó una sicav Yak Investment que a fecha 31 de marzo de 2021 amasaba 2,6 millones de euros de su patrimonio.

ANSON POR USSÍA

La Razón recupera a una personalidad emblemática del periodismo español tras el despido de Alfonso Ussía en abril de 2020. Anson, que pasó por malos momentos de salud en noviembre del pasado año tras infectarse de la covid-19, regresa al diario que fundó con energías renovadas.

Este fichaje para Anson es como “volver a casa. Se siente uno mucho más a gusto, ¿sabes? He tenido, sobre todo, dos casas periodísticas. La primera, el ABC, que ha desaparecido. Hablo del ABC de los Luca de Tena como el ABC verdadero. Ahora no hay ningún Luca de Tena en la mancheta del periódico. Pero el periódico que yo he fundado no fue el ABC, sino La Razón, por el que siento una especial simpatía. Y con todas las dificultades que ha habido y que hay, Mauricio Casals ha hecho una labor formidable y Marhuenda, que está en todos los sitios, se ha convertido en uno de los periodistas más destacados de la profesión. Por lo tanto, estoy muy contento de volver”.

Sobre los inicios de La Razón recuerda “el entusiasmo con el que trabajó toda la gente. Era hacer un periódico nuevo. Hubo una auténtica efervescencia y entusiasmo profesional de hacer un periódico que se situase entre los grandes de España y la verdad es que se consiguió. Hicimos una fotografía a las puertas del periódico con las 200 personas que formaban entonces la redacción, la administración, la publicidad… y no faltó nadie, estaba todo el mundo encantado de participar en esta aventura”.

“Yo dejé La Razón porque para mí era muy complicado lidiar a la vez con el Avui y con La Razón, que ha sido siempre un periódico admirable en la defensa de la Constitución y la unidad territorial de España. Era una cuestión personal abandonar la nave en ese momento. Era una nave que estaba muy bien enderezada. Pero siempre pensé que regresaría. Eso siempre”, añade.

¿SIEMPRE?

En 2006 Luis María Anson, instalado en el despacho de Intereconomía en pleno esplendor del extinto grupo, aireó una carta que le escribió a Lara Bosch. En la misiva le reprochaba que practicase una estrategia de la que muchas veces él mismo ha sido acusado: jugar a dos barajas políticas.

Anson se dirigía al empresario en estos términos: “Compraste el Avui sin consultarme, creándome un grave problema de conciencia. Compartir propietario con el Avui supuso para mí una contradicción insalvable. No te reproché nada, ni te lo reprocho ahora, porque conozco las presiones políticas a las que estás sometido. Lo que hice fue gestionar la financiación necesaria para ofrecerte, el pasado mes de septiembre, la compra de tus acciones en La Razón, con la plusvalía correspondiente. Decidiste quedarte con mi periódico y yo decidí apartarme de él. Lo he hecho de la forma más serena y gradual, sin retirar mi firma de golpe, para no perjudicar ni a La Razón ni a mis compañeros que trabajan en el periódico”.

Y le recordaba sus servicios prestados para que Planeta se haría con lo que hoy es parte sustancial de Atresmedia: “Cuando yo acepté tu incorporación a La Razón como accionista, tu presencia en los medios de comunicación se reducía al fracaso de Quiero TV. Como siempre has reconocido, gracias en gran parte a tu presencia en La Razón y a mis gestiones personales, eres hoy presidente de Antena 3 TV y Onda Cero, con altísimos beneficios económicos“.

Es cierto que mucho ha llovido desde entonces y la paz ha llegado entre Planeta y Anson, que no pudo fundar el diario que quería con Intereconomía y finalmente puso en marcha un pequeño digital bendecido por los viejos rockeros del Ibex35 (El Imparcial).


- Publicidad -