lunes, 21 junio 2021 9:39

No todo es bonito cuando se trata de hacer dropshipping

Hay muchas formas de emprender de forma sencilla y casi sin dinero, una de ellas es hacer dropshipping. Una fórmula que se ha popularizado incluso entre quienes quieren tener un negocio como fuente extra de ingresos mientras mantienen su trabajo habitual. Porque gracias a este sistema puedes tener una tienda online sin preocuparte del stock y del envío de la mercancía.

En el dropshipping tu tienda es una mera intermediaria, un escaparate en el que se le muestra el producto al cliente. Si este decide hacer una compra, el pedido le llega directamente al proveedor, que se encargará de hacer el envío. Lo que te llevas tú es una comisión por cada artículo vendido a través de tu web. Suena bien, ¿verdad? Pues cuidado, porque no es todo tan bonito como parece.

Para hacer dropshipping tienes que saber marketing

pasos para hacer dropshipping

Muchos gurús del emprendimiento online intentan vender la idea de que cualquiera puede tener su tienda con este formato, pero no es del todo cierto. Aunque montar un e-commerce es algo bastante sencillo y asequible, que seas capaz de poner la tienda en marcha no implica que vayas a tener éxito.

No se trata de ganar dinero a base de no hacer nada. De hecho, para que tu tienda online sea rentable vas a tener que dedicarle bastante tiempo y esfuerzo. Necesitas tener buenos conocimientos de marketing online y de SEO para conseguir posicionar tu negocio y recibir tráfico cualificado.

Es fundamental que tu web reciba visitas, porque solo así conseguirás vender. Y no vale cualquier visita, tiene que provenir de personas que realmente estén interesadas en lo que vendes, ya que de lo contrario no se producirá la conversión. Por tanto, vas a tener que dedicarle bastante tiempo a trabajar el marketing o, en su defecto, contratar a un especialista que se encargue de ello.



- Publicidad -