sábado, 1 octubre 2022 7:10

Cómo transformar una mascarilla de adultos en una para niños

Puedes encontrar la mascarilla que mejor se adapte a tu edad y contorno facial. Las hay de diversas tallas y tipos en los diferentes supermercados, tiendas y farmacias. No obstante, puede que en ocasiones no haya la talla que estás buscando, como las de los más pequeños. En esa situación, podrías usar una mascarilla para adultos y transformarla en una que se pueda ajustar a los más pequeños.

No obstante, esto no es lo ideal, pero puede salvarte en situaciones en las que no cuentes con mascarillas para tus hijas/os y tengas que salir al paso con estos trucos para tus mascarillas

¿Se puede transformar una mascarilla de adultos en una de niños?

Cómo convertir una mascarilla de adulto en una de niñ@ (sin grapas)

Si no tienes una grapadora a mano o no te gusta el diseño anterior, existe otra versión que puedes seguir para convertir una mascarilla adulta en una infantil de forma igualmente fácil. Solo necesitarás una mascarilla en este caso.

Los pasos son:

  1. Desinfecta la superficie sobre la que vayas a trabajar. Para ello, puedes usar alcohol al 70% para asegurarte de que no contaminas la mascarilla al trabajar con ella.
  2. Lava tus manos muy bien, con jabón y agua durante al menos 30-40 segundos.
  3. Coge la mascarilla quirúrgica o higiénica para adulto que tengas (no sirve para otro tipo de mascarillas, como las autofiltrantes).
  4. Posiciona la mascarilla de forma que estés viendo la parte externa. Haz un doblez de forma horizontal en la mascarilla, de tal forma que la parte superior interior quede a la vista.
  5. Luego haz otro doblez de tal manera que la parte inferior interna quede también a la vista. Es decir, el resultado es que has reducido la superficie del cuerpo de la mascarilla y es ahora más estrecha.
  6. Ahora, verás que las gomillas de sujeción han quedado más cerca. Sin soltar estos dobleces, debes hacer un nudo en las gomas de las orejas para que queden unidos de esa forma (lo más pegado a la tela que puedas).
  7. Repite el anudado también en ambos lados.
  8. Por último, coge la zona del cubrebocas por los extremos, da la vuelta de tal forma que se deje a la vista la parte donde estaba la tela interior, y ya tienes tu mascarilla mini…


- Publicidad -